De Santiago-Juárez, en la rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Gobierno
De Santiago-Juárez, en la rueda de prensa ofrecida tras el Consejo de Gobierno - F. HERAS

Junta y empresarios ven «desaceleración económica» en la subida del desempleo

De Santiago-Juárez y el PP responsabilizan del aumento al Gobierno de Sánchez

ValladolidActualizado:

El empleo, o más bien el desempleo, entra en campaña. A tres días de la cita con las urnas, la publicación ayer de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre sirvió ayer de munición a los partidos políticos. Y con unos datos en el primer trimestre del año que «no son buenos» tras una subida del desempleo en 11.600 personas -el peor arranque del año desde 2012- que al acabar 2018, Junta de Castilla y León y empresarios coincidieron en ver que este mal comportamiento del mercado de trabajo tiene tras de sí la «desaceleración» económica.

«¡Ojalá se corrija!», pero lo cierto es que «se empieza a vislumbrar una leve desaceleración», advirtió el portavoz y vicepresidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio De Santiago-Juárez, quien censuró que la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se «vino arriba» ayer en Salamanca e hizo una lectura totalmente opuesta y aseguró que los datos confirman «un buen contexto en España desde el punto de vista de la creación de empleo». «Yo no puedo decir eso», apuntó el también consejero de la Presidencia, tras recordar que en la Comunidad hay «menos tasa de paro» que la media española.

Automoción y energía

Para De Santiago-Juárez, el aumento en un trimestre tradicionalmente malo para el empleo, «se debe» a dos cuestiones «provocadas» por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez. Por un lado, las «dudas» en un sector «tan importante» para la región como la automoción por los «vaivenes» del Ejecutivo del PSOE, y, por otro, es «fruto» de que se «ha cerrado el sector minero», además de que el energético «está como está». «Si se juntan esos dos factores», el resultado es éste. «No se puede estar contento y orgulloso», afirmó, convencido de que «podamos llegar» o «que estemos rozando» el objetivo del millón de ocupados al final de legislatura comprometido por el presidente de la Junta.

También para el empresariado, los datos de la EPA reflejan una «evidente y preocupante desaceleración económicoa» que Cecale achaca a la «incertidumbre» ante los próximos procesos electorales, así como al aumento de los costes sobre el empleo. Desde el Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, su presidente, Germán Barrios,también alertó de una «cierta» desaceleración. Y «a las puertas» de ella consideró que se está el presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, quien responsabilizó a Sánchez del aumento del paro. Desde Ciudadanos, su candidato a la Presidencia de la Junta, Francisco Igea, se debe a «un gobierno desnortado» es que «llama viernes sociales» a «crear paro, desigualdad y pobreza», en alusión al Ejecutivo de Sánchez.

Visión diferente desde los partidos de la oposición en Castilla y León, que señalaron como responsable al PP y la Junta. Según el socialista Óscar Álvarez los «demoledores» datos se deben a la falta de oportunidadades en la Comunidad, de la que culpó a los gobiernos autonómicos populares. También desde Podemos señalaron al PP.

En cuanto a los datos conocidos ayer, Castilla y fue la segunda comunidad donde más subió el paro en el primer trimestre del año, sólo superada por Baleares.

El mal arranque de ejercicio vino corroborado por el descenso de la polabación activa de un 1,3 por ciento (14.500 menos), también el segundo mayor hasta situarse en 1.101.400 personas dejando una tasa de actividad de apenas el 53,8 por ciento (cinco puntos menos que el conjunto del país). Mayor aún fue el descenso de los ocupados con una reducción de 26.200 personas entre enero y marzo, lo que provoca que Castilla y León sea la región donde menos creció este capítulo en el último año.