Jorge Ruiz de Maldita Nerea, en una imagen de archivo
Jorge Ruiz de Maldita Nerea, en una imagen de archivo - ABC

Jorge Ruiz, cantante de Maldita Nerea: «Rosalía es la Messi de la música»

El grupo murciano actuará este sábado en la Plaza Mayor de Valladolid, en la que presentarán los temas de su trabajo «Un planeta llamado nosotros»

«Sufrimos un golpe muy duro, pero nos hemos levantado gracias a 'Bailarina'», confiesa su vocalista

Valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La música no dura para siempre y Maldita Nerea lo sabe muy bien. Como una tortuga, el logo que les representa, este grupo murciano ha construido de nuevo el edificio que un tornado les derrumbó. «No quiero decir que estuviéramos a punto de desaparecer, pero sufrimos un golpe muy duro", confiesa Jorge Ruiz. Volvieron a tocar la cima con «Bailarina», su penúltimo trabajo, una de las canciones que más sonaron en la radio en 2017, y el próximo sábado 14 de septiembre presenta a Valladolid su último sencillo, «Un planeta llamado nosotros». «Es una responsabilidad que la ciudad te elija en su noche más importante y en un lugar precioso, por eso tenemos que hacerlo muy bien», asegura. Maldita Nerea ha renovado su música y su vocalista, que sabe que su público es demasiado joven para su edad, no teme a negar una evidencia: «Me gusta Rosalía, es la Messi de la música». También avisa a los vallisoletanos para que preparen sus gargantas. «Queremos que la gente cante durante todo el concierto».

¿Contentos de volver a tocar en Valladolid?

Claro. Estudié en Salamanca y Valladolid es una ciudad muy cercana. Tengo aquí amigos de la fundanción para la que trabajo. Siempre que hemos venido hemos tenido muy buena acogida. Es muy raro que cada vez que hacemos una gira no vengamos una o dos veces a Valladolid.

Pondrán punto y final a las fiestas de la ciudad. ¿Supone una motivación o una presión?

Es una responsabilidad. La ciudad te elige a ti en su noche más importante y en uno de los lugares más bonitos. Tienes que estar a la altura de la situación. Pensamos que es un día chulo, un lugar precioso y una hora buena, pero también pensamos que tenemos que hacerlo muy bien.

¿Debe afinar el público su garganta para cantar las canciones de Maldita Nerea?

Es el tercer año del albúm «Bailarina» y el concierto se basará en este trabajo. Nuestro objetivo es que el público cante todas las canciones. Siempre ha sido nuestra motivación desde que empezamos. También presentaremos nuestra nueva propuesta con el sencillo «Un planeta llamado nosotros». El disco, que saldrá en 2020, será el más épico que vamos a hacer nunca. Nos gusta esta temática del 'nosotros' y de que el ser humano está mejor si está junto. Hemos presentado la canción en estos últimos conciertos de verano y en Valladolid la cantaremos también.

Los fans de Maldita Nerea también querrán escuchar su himno, «El secreto de las tortugas».

Es una de nuestras canciones emblemáticas. Nos ayudó a dar el salto. Es muy rara porque no tiene estribillo, habla de filosofía y encima se puede cantar en una fiesta. Haremos como siempre un recorrido por todo nuestro cancionero para que la intensidad de la gente no baje ni un momento. Queremos que estén todo el rato con el grado de atención máximo para cantar todas las canciones.

Maldita Nerea, en el Valladolid Latino de 2010
Maldita Nerea, en el Valladolid Latino de 2010 - ICAL

Su público es muy joven.

Es cierto, sí. Tuvimos la suerte de que «El secreto de las tortugas» enganchó hace tiempo con una generación y ahora gracias a «Bailarina» hemos hecho lo mismo con una generación nueva. Es algo muy difícil y lo estamos consiguiendo.

Activo desde principios de siglo y sonando todos los días en la radio desde 2007. ¿Cuál es el secreto para estar tantos años en la cima musical?

Estamos muy enfocados en lograr que se nos escuche en la radio. Aunque se nos identifica con la cultura mainstream, siempre hemos intentado no estar en primera línea mediática. Yo soy una persona absolutamente normal. No soy ninguna celebrity. Me enfoque en la radio y ha funcionado. Al final, lo que centra la atención no es el artista, sino la obra. Nosotros queremos que la gente cante las canciones y que no tenga distracciones y quizá por esto se consumen más nuestras canciones en Spotify que en YouTube porque valoramos más el audio.

¿Maldita Nerea ha cambiado de estrategia musical por culpa de la competencia que existe ahora?

Más que competencia, yo lo veo como una oportunidad. Hay muchísima más música en mucho menos tiempo. Cada semana hay cuarenta o cincuenta novedades y a la semana siguiente otras tantas. Por eso creo que cada vez hay que ser más fino en lo que te propongas para poder centrar la atención de una audiencia que se quede contigo. Hay que ser muy bueno en el género que sea. Siendo uno mismo, hay que actualizarse y regenerarse. Nosotros no nos vamos a poner a hacer trap, pero sí que nos estamos actualizando.

¿A Jorge Ruiz de Maldita Nerea le gusta Rosalía?

Es una suerte coincidir con artistas como Rosalía. Es una persona muy joven, con mucho desparpajo, muy preparada, muy humilde y con un talento salvaje. Siempre pongo el ejemplo de Messi. Dan ganas de jugar con él algún día. Con Rosalía pasa igual. Pienso que no debería haber nadie que no se sintiera orgulloso de lo que está pasando con una artistas así y con una cultura tan importante como la española. Yo me siento representado. No sé el resto...

Jorge Ruiz, durante un concierto, en una imagen de archivo
Jorge Ruiz, durante un concierto, en una imagen de archivo - ABC

Casi tres años para que «Bailarina» viera la luz. ¿Por qué tanto tiempo?

Imagínate que tienes una casa, pasa un tornado, se la lleva por delante y tienes que reconstruirla. No te voy a decir que lo normal hubiera sido la desaparición, pero fue muy complicado levantarse de un golpe así. Fue gracias a esa canción, a «Bailarina». Tarde meses en hacer esa canción. Meses para hacer una canción de cuatro minutos. Al final, tuvimos la suerte de que conectó con la gente ese universo femenino, la matriz, de donde venimos. Eso nos llevó tres años. También conseguimos que fuera la canción oficial de la Vuelta a España. Era uno de mis sueños porque yo soy muy aficionado al ciclismo. Fue una de las tres o cuatro canciones que más sonaron ese año en la radio. Menos mal que pasó todo esto para que pudieramos volver a construir el edificio.

¿Maldita Nerea estuvo a punto de desaparecer?

No es eso tal cual, pero es un golpe lo suficientemente fuerte para que hubiera sucedido. Lo que pasa es que yo soy muy perseverante, muy tortuga, como dice nuestro logo. Es un proyecto muy pausado y muy diferente a cualquier otro proyecto de pop. Ahora va todo muy deprisa. Nosotros vamos más despacio y eso nos ayudó a contruir algo más estable. Repito lo mismo. Creo que esto influye para que en nuestros conciertos acuda un público muy joven para nuestra generación.

«Maldita Sinfónica», estrenado a principios de 2019, aúna en un álbum las canciones más prestigiosas de Maldita Nerea con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia.

Era un reto que ya me habían propuesto hace tiempo. A mí me venía demasiado grande. No entendía muy bien el lenguaje sinfónico y para eso necesitaba una propuesta interesante, que la recibimos de la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, y luego una persona que adaptara nuestra música al universo sinfónico. Yo quería una mujer por varios motivos. Por el camino nos hablaron de Virginia Morote, una persona con mucho talento. El disco es más suyo que nuestro. Logramos llegar al número dos en ventas y no llegamos al primer puesto por muy poco. Hicimos tres conciertos y hay propuestas para extenderlo en el tiempo.

¿El público encontrará una nueva versión de Maldita Nerea en «Un planeta llamado nosotros»?

Ya se ha visto un poco en el primer single y, aunque la gente a lo mejor no lo percibe bien del todo, mi lenguaje ha cambiado mucho. Es más directo que antes. La comunicación humana está evolucionando y si quiero adaptarme tengo que entender ese lenguaje y parcitipar en él. No digo que no vaya a escribir con metáforas y versos, pero sí que me apetece investigar en el aquí y ahora. Queremos que siga teniendo el mensaje la misma profundidad pero que no lo parezca. Es un reto para mí porque hemos cambiado nuestra forma de trabajar. Todo esto ya está plasmado en la nueva canción, para la que también me tiré un tiempo largo.