La compañía tratral Els Joglars, en el Teatro Calderón de Valladolid
La compañía tratral Els Joglars, en el Teatro Calderón de Valladolid - ICAL

Els Joglars: «En Cataluña no nos alquilan»

El grupo teatral catalán presenta en primicia su nueva obra, «Señor Ruiseñor» en el Calderón de Valladolid

VALLADOLIDActualizado:

La compañía de teatro catalana Els Joglars ha asegurado este miércoles que en Cataluña «no nos alquilan», haciendo referencia a la única actuación que harán de su nueva obra en el territorio catalán. «A Josep Pla le decían que con lo bien que hablaba, por qué no hacía más competencias, y contestaba: es que no me alquilan. A nosotros nos pasa lo mismo, no nos alquilan», ha apuntado la actriz Dolors Tuneu.

Durante el acto de presentación de su nueva obra, «Señor Ruiseñor» que se estrenará en primicia en el Teatro Calderón de Valladolid, han asegurado que es «muy fácil reírse del humor, pero lo complicado es reírse de uno mismo» haciendo referencia al delicado momento que se vive en el territorio catalán. «Antes, cuando tocabas temas como la religión, había tanto una parte de Cataluña como de España lo que llenaban el teatro. Y ahora este tema es muy delicado y nosotros con nuestra actitud reivindicamos la Cataluña de Ruseñol», la figura protagonista de la obra.

Respecto a esta figura, al ser preguntados si podría haber un paralelismo entre Santiago Ruseñol y Albert Boadella, ex director de la compañía, los dramaturgos han explicado Boadella, como Ruseñol, es un hombre que se ha «divertido muchísimo a pesar de los pesares de muchos» y han reivindicado que «no es fácil ir a la contra» y mantener «el espíritu libre», con lo que en ese sentido, esa parte que «reivindicamos en el arte, como la libertad, la diferencia y el divertirse, porque algo parece más importante si se sufre, pero eso no es verdad».

Obra

Su nueva obra «Señor Ruiseñor» trata de un jardinero de Parques y Jardines que debe dejar el trabajo por culpa del reuma y le ubican en el Museo Rusiñol donde hará de este hombre presentando las visitas teatralizadas. Al cabo de un tiempo, cuando él se ha enamorado del pintor, deciden transformar el Museo Rusiñol en el Museo de la Identidad. a partir de aquí hay un conflicto entre dos mundos.

La obra es una reivindicación del arte como patria universal, a partir de Rusiñol, contra las patrias identitarias. El montaje se representará en el Teatro Calderón los días 16, 17 y 18 con entradas entre 10 y 30 euros a la venta.