Fotograma de la película «Rams», que ganó la Espiga de Oro en la 60 edición
Fotograma de la película «Rams», que ganó la Espiga de Oro en la 60 edición
Cultura

Islandia, Mellville y la Escuela de Barcelona, protagonistas de la 62 edición de la Seminci

«Necesitamos imperiosamente capital privado», subraya el director del certamen, Javier Angulo

ValladolidActualizado:

La 62 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid dedicará una retrospectiva al cine islandés. Es una de las novedades avanzadas ayer por Javier Angulo, director del certamen, que rendirá también homenaje a la Escuela de Barcelona, de la que han salido reconocidos cineastas como Gonzalo Suárez y Vicente Aranda, y que precisamente cumple medio siglo de su formación. Angulo avanzó estas pinceladas de la programación de la futura edición junto a la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, tras salir del Consejo Rector del festival, en el que se valoró el balance económico de la pasada edición, que finalizó con un «superávit» de algo más de 400 euros, y se acordó la convocatoria pública de tres plazas -dos de técnico (superior y medio) de contabilidad y control financiero y un tercero para la gestión de copias-: «Se empieza a encarrilar la profesionalización del equipo de Seminci», sostuvo Angulo, recordando que fue uno de sus requerimientos a su llegada al festival.

La concejala Ana Redondo y el director del festival, Javier Angulo
La concejala Ana Redondo y el director del festival, Javier Angulo- F. HERAS

Respecto a los ciclos que formarán parte de la próxima edición, el director de Seminci justificó el homenaje a la Escuela de Barcelona por suponer entonces, en los años 1966 y 1967 que se formó, «una eclosión de modernidad» en el cine español, bebiendo fundamentalmente de la Nouvelle Vague. En cuanto al país invitado, Islandia, del que se programará en torno a 20 largometrajes, Angulo subrayó la evolución que ha tenido pasando de un modelo cinematográfico basado en la colaboración con otros países como Suecia y Noruega a otro sustentado en la producción propia y las ayudas públicas como fórmula para abrirse a la cultura y turismo europeos. Así, recordó que cintas como «Rams», de Grímur Hákonarson, cosechó la Espiga de Oro hace dos años. Por último, en torno al centenario del nacimiento de Jean-Pierre Melville, maestro de la Nouvelle Vague y del cine policiaco europeo, anunció un miniciclo con su filmografía y una mesa redonda.

Angulo también adelantó que se está trabajando en una retrospectiva de un reconocido director europeo al que el festival quiere homenajear con una Espiga de Oro. También aprovechó para insistir en la necesidad de nuevos patrocinios: «Necesitamos imperiosamente capital privado», sostuvo. El Consejo Rector aprobó una nueva convocatoria del concurso de carteles para seleccionar la imagen de su próxima edición en la que pueden participar todas los mayores de 18 años, de forma individual o colectiva.