Guarido, junto al concejal de Economía y Hacienda, Miguel Ángel Viñas, en una reciente rueda de prensa
Guarido, junto al concejal de Economía y Hacienda, Miguel Ángel Viñas, en una reciente rueda de prensa - ICAL
Política

El interventor municipal denuncia en el juzgado al alcalde de Zamora por coacciones

El alto funcionario asegura también que se han usurpado sus funciones

ALBERTO FERRERAS
ZamoraActualizado:

Las malas relaciones que es público que mantienen el alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el interventor municipal de Zamora, Francisco Javier López, sufrieron el pasado viernes un nuevo episodio cuando se impidió que el alto funcionario accediera a una Mesa de Contratación, por lo que acto seguido se fue al juzgado para presentar una denuncia contra el regidor, su teniente de alcalde, Miguel Ángel Viñas, y el secretario general del Ayuntamiento, José María García.

La denuncia, a la que ahora debe dar trámite la autoridad judicial, se presentó después de que incluso se amenazara al interventor con dar aviso a la Policía Municipal si no desalojaba la sala en la que se estaba celebrando la reunión de la Mesa de Contratación. En el relato de hechos del escrito de denuncia, el interventor alega haber sufrido presuntamente coacciones, usurpación de sus funciones y atentado contra su integridad moral.

Suma de discrepancias

Francisco Javier López, que ya ha mantenido discrepancias públicas con el equipo de Gobierno municipal en varios asuntos, llegó a un acuerdo el pasado mes de noviembre para delegar parte de sus funciones en la viceinterventora y centrar su trabajo en la elaboración de informes y estudios para poder, así, «teletrabajar» sin tener que estar presente físicamente en su puesto laboral durante la mitad de su jornada. Ese pacto, que el interventor no llegó a firmar por escrito, derivó en un decreto del alcalde en el que se especificaba el cambio de funciones. Sin embargo, el alto funcionario pretende ahora recuperar sus responsabilidades anteriores lo que derivó en el incidente del pasado viernes día 15.

Al interventor se le impidió estar en una reunión de una Mesa de Contratación en la que ya estaba presente la viceinterventora. Aunque él quiso ejercer su cargo en ese foro los responsables municipales se lo impidieron con el aval del secretario general municipal, también presente.

Desde hace años

En su denuncia, el interventor alega que se le ha impedido ejercer sus funciones y se le ha privado de su derecho al cargo público y a su ocupación laboral efectiva. A su juicio, ése ha sido el último de una cadena de actos que atentan contra su integridad moral que sufre desde hace años y se han agravado en los últimos meses. Esta es la última de las desavenencias de López con el equipo de Gobierno municipal, después de que anteriormente llevara a la Fiscalía por supuesta prevaricación la contratación de unos baños públicos portátiles para el mercadillo municipal, que fue archivada.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zamora expresó ayer su «estupor» ante la denuncia de la que todavía no tienen constancia. «Ha sido toda una sorpresa», reconoció en declaraciones a Ical Miguel Ángel Viñas, quien expuso que «nadie quiere quitarle funciones pero él delegó y esa delegación tiene todavía vigencia».

============D00 Subtit 14 (119748706)============

El alto funcionario asegura que se han usurpado sus funciones y ha sufrido coacciones