Un radar de la Guardia Civil de Tráfico
Un radar de la Guardia Civil de Tráfico - GUARDIA CIVIL

Interceptan a una joven de 25 años a 223 kilómetros por hora

Conducía su vehículo de alta gama por la A-1 a su paso por la comarca de la Ribera del Duero en la provincia de Burgos

Burgos Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil ha interceptado a la joven A.C.S.N., de 25 años, que circulaba a bordo de su vehículo por la A-1 a su paso por la comarca de la Ribera del Duero, a una velocidad de 223 kilómetros por hora.

Los hechos ocurrieron el pasado sábado a mediodía cuando un turismo de alta gama que circulaba en sentido a Madrid fue captado por el radar del vehículo del Subsector de Tráfico de Burgos, emplazado en el lugar. El cinemómetro marcó en ese instante 223 kilómetros por hora, con lo que superó en más de 80 la velocidad genérica establecida para esta vía, que al tratarse de una autovía es de 120 kilómetros por hora, informa Efe.

Dada la elevada velocidad a la que circulaba la infractora y la peligrosidad de la maniobra de parada se optó, en coordinación con el Subsector de Tráfico de Segovia, por interceptarla varios kilómetros más adelante.

Ya en la provincia segoviana, y una vez identificada, le fue comunicada la incidencia, instruyéndose diligencias en calidad de investigada como presunta autora de un delito contra la seguridad vial.