La CHD insta a la Junta a que implante una tasa para financiar la depuración de aguas

La CHD insta a la Junta a que implante una tasa para financiar la depuración de aguas

MONTSE SERRADOR | VALLADOLID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente de la Confederación del Duero, Antonio Gato, abogó ayer en valladolid por la creación de un nuevo impuesto, en este caso de carácter regional, con el que se trataría de financiar el mantenimiento de las depuradoras de agua y la construcción de otras nuevas. Se trata del canon de depuración que, según Gato, está implantado ya en 13 comunidades, «una solución buena y un ejercicio de solidaridad ya que pagan más los ciudadanos de las grandes ciudades y se redistribuye entre los de las pequeñas».

Sobre la oportunidad de la medida en plena crisis económica, Gato contestó que «sólo es una propuesta; es la Comunidad Autónoma la que debe tomar decisiones». «Si los dineros no llegan -señaló- hay que dar alguna solución porque pagar por tener las aguas limpias no es malo». No es la primera vez que se pone sobre la mesa la posibilidad de que los ciudadanos paguen un nuevo impuesto, en este caso para financiar la depuración de las aguas residuales. El nuevo canon iría vinculado al consumo de agua si bien el cómo y el cuándo tendría que ser legislado por la Comunidad.

La propuesta fue ayer completamente rechazada por la vicepresidenta de la Junta y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, para quien «no es el momento oportuno y sería una doble imposición porque muchas entidades locales cobran ya una tasa municipal por saneamiento». Según Ruiz, Gato, «como todos los dirigentes del PSOE, siguen negando la crisis». Lo cierto es que son muchos los ayuntamientos que, como el de Valladolid o Zamora, ya cobran ese impuesto municipal por lo que, de crearse el canon regional, «se gravaría doblemente a los ciudadanos y a las empresas» que ya pagan ese impuesto a través de sus ayuntamientos.

Gato insistió en que la depuración de las aguas «es una competencia municipal que desde 1984 corresponde financiar a la Junta». A su juicio, existen actualmente dos problemas: el primero, que una cuarta parte de los cien municipios de más de 2.000 habitantes tienen obras en ejecución pero en otros 80 ni se han iniciado los trabajos. El segundo problema es que hay 1.700 municipios de menos de 2.000 habitantes que aún no han depurado sus aguas y que precisan de una respuesta de la Comunidad.

La petición de Gato de que se cree el canon de depuración coincide con su negativa a dar moratorias a los ayuntamientos que han sido sancionados por no depurar sus aguas y verter al río, tal y como ha denunciado la consejera María Jesús Ruiz, para quien las multas de la CHD «están ahogando a los pequeños ayuntamientos».

«Dejación de competencias»

Sin embargo, para el presidente del organismo de cuenca, «esa propuesta es una dejación de competencias, un incumplimiento de la legislación y un agravio comparativo con los ayuntamientos que sí depuran sus aguas». A su juicio, esas sanciones son consecuencia de una falta de actuación municipal y, en cualquier caso, no son tantas si se tiene en cuenta que «hay 4.500 puntos de vertidos en la cuenca y en 2008 se iniciaron entre 1.400 y 1.500 expedientes sancionadores». De éstos, ocho son graves, entre los que se encuentran los abiertos a los ayuntamientos de Ávila, Laguna de Duero, y Guijuelo.

No ha sentado nada bien a Ruiz esta negativa a dar una moratoria a los ayuntamientos para ejecutar las sanciones ya que, según dijo a ABC, los ayuntamientos están viendo recortados sus ingresos y ahora se les imponen unas multas que. en los más pequeños, supone una asfixia económica. Puso como ejemplo el ayuntamiento segoviano de Boceguillas al que se ha impuesto una multa de 6.000 euros. En el caso de Ávila, la sanción ha llegado hasta los 18.000 euros cuando, según la vicepresidenta, se da además la paradoja de que hay un compromiso del Ministerio de financiar el 50 por ciento de la ampliación de la depuradora. Para Ruiz hay tiempo hasta 2015 para que los municipios lleven a cabo sus obras de saneamiento y en esa fase están pero «hay que ser sensible y no gravar las arcas municipales con esas sanciones».