Ramón Criado, director artístico de «La casa imaginaria», que se estrenará en León
Ramón Criado, director artístico de «La casa imaginaria», que se estrenará en León - ABC
Cultura

«Es incomprensible que algunos de los grandes teatros sean deficitarios con los presupuestos que manejan»

El Auditorio Ciudad de León acoge por primera vez un estreno mundial de ópera. El director artístico de «La Casa Imaginaria»,Ramón Criado se muestra sorprendido por la respuesta desbordada del público

ROSA ÁLVAREZ
LeónActualizado:

«La Casa Imaginaria» llega el día 9 al Auditorio de Ciudad de León en el que será su estreno a nivel mundial, y lo hará en dos sesiones, desbordada por la respuesta del público. Su director artístico habla de los detalles de una ópera moderna que nació «como un cuento» y que espera que tenga un largo y exitoso recorrido.

-¿Qué encontrará el público que acuda al Auditorio Ciudad de León para disfrutar de «La Casa Imaginaria»?

-Va a encontrar algo que no ha visto nadie en ningún otro lugar. Será su estreno mundial y eso nos produce una sensación muy bonita. Es, además, una ópera contemporánea, en español, en la que van a entender el texto, lo que dicen los cantantes y los problemas por los que pasan. La música es contemporánea, absolutamente maravillosa, vanguardista, gracias a la obra de Gustavo Díaz-Jerez, y eso sumado al poder del texto de Pilar Mateos hace un producto final que viajará por el mundo y por el tiempo. Esa es la sensación y la esperanza que tengo y que tenemos todos.

-¿Cuándo empezó a tomar forma este proyecto y cómo se ha ido desarrollando?

-Empezó hace tres años casi como un cuento. Nos reunimos Pilar Mateos, Gustavo Díaz-Jerez y yo y a partir de un texto que ya tenía publicado Pilar Mateos en un libro, «La casa imaginaria», que adaptó a obra teatral, Gustavo empezó a musicar, y yo a pelear, y ahí se fue fraguando este germen. Desde entonces ha habido mucho trabajo, muchas correcciones del texto, de la música, ajustes para encontrar el equilibrio entre el pulso musical y el del texto y una lucha para buscar grandes cantantes, enamorados del proyecto, un elenco de primera fila...

-En León veremos su estreno mundial, que es algo muy poco habitual. ¿Qué ha inclinado la balanza hacia la capital?

-Ha sido la suma de muchos elementos. Se debe al esfuerzo de la Fundación Eutherpe, de su directora Margarita Morais, que es un importante motor, que te engancha, que te absorbe con su magnetismo; también a la voluntad de Mar Casas, de Transleyca, principal patrocinadora que ha hecho posible el sueño de todos; al apoyo del Ayuntamiento; a la Orquesta de Cámara Katarina Gurska… Y también ha tenido mucho peso el cariño hacia la tierra. La libretista, que es mi madre, Pilar Mateos, veraneaba siempre en Barrios de Luna. De hecho tiene alguna obra de teatro que sacaremos más adelante sobre el pantano de Barrios de Luna, en cuya construcción trabajó su padre como ingeniero.

-Para que un trabajo como este vea la luz hace falta trabajo, pero también dinero, ¿resulta complicado muchas veces encontrar el patrocinio necesario?

-Tenemos mucho que agradecer a Transleyca, que es una empresa que transporta mercancías y que ahora está transportando emociones. Hay un problema con el concepto del teatro en España que no ocurre tanto en otros países. Hay teatros que tienen grandes subvenciones y difícilmente les ves sacar adelante un estreno, a veces lo hacen a golpe de talonario. Cuando estás acostumbrado a tener unos presupuestos altísimos es muy fácil y no te conviertes ni siquiera en una persona exigente a la hora de qué estrenar. Aquí todos hemos tenido que compartir un mismo sueño y alimentarnos de la música y del libreto para tirar de él.

-¿Falta entonces empuje hacia los pequeños proyectos, hacia propuestas originales?

-Sin duda. A nivel estatal no hay una implicación sólida. Es una cosa sorprendente conocer los presupuestos de algunos teatros y algunos funcionamientos que se antojan deficitarios y que no resultan comprensibles. Pero cuando no tienes ni un duro para sacar adelante un proyecto de esta magnitud eres capaz de inventarte los recursos necesarios.

-En León el día de su estreno se han programado dos sesiones porque se han desbordado las previsiones de asistencia. ¿Esperabais esta respuesta por parte del público?

-Ha sido una locura. Son 1.400 entradas. Al ser ópera usamos solamente 700 de las mil localidades que tiene el Auditorio en cada sesión y apenas quedan ya, así que a lo mejor dentro de tres años tenemos que volver a León con «La Casa Imaginaria» y recordar que el estreno mundial fue aquí.