Un niño usa un teléfono móvil
Un niño usa un teléfono móvil - ABC
Sociedad

El Incibe de León aconseja poner horarios para evitar el uso excesivo de dispositivos en menores

El centro tecnológico cree que es conveniente enfocarlo como una más entre las diferentes actividades escolares

LeónActualizado:

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), con sede en León, ha recomendado este viernes marcar unas normas de uso con horarios apropiados y gestión del tiempo en la iniciación de los menores en las nuevas tecnologías para evitar un uso excesivo de dispositivos.

«Debemos comenzar con la Educación TIC antes de adquirir el primer dispositivo, marcando unas normas de uso que incluyan unos horarios apropiados y gestionando el tiempo dedicado de manera adecuada», ha advertido hoy el INCIBE en un comunicado.

El centro tecnológico ha sostenido que es conveniente enfocarlo como una más entre las diferentes actividades y tareas escolares y familiares para evitar que se adopten comportamientos en los que se deje de lado algunas de las responsabilidades con las que se deben cumplir.

En este sentido, precisa que a medida que el menor va creciendo, es importante acompañarle en este uso y hacerle reflexionar en qué invierte ese tiempo para que se dé cuenta de la importancia de hacer cada cosa en su momento, sin perderse otras actividades.

En las primeras etapas (hasta los doce años), se puede apoyar esta supervisión con herramientas que permiten esa gestión del tiempo para, a medida que el menor crece y nos muestra que realiza un uso adecuado, proporcionarle más independencia, igual que ocurre en el resto de aspectos de la vida.

Una vez que ya existe el problema es cuando los padres se encuentran con que existe uso excesivo de las tecnologías y que el afectado no lo reconoce y por tanto se niega a participar.

«Además de que los malos hábitos forman ya parte de la rutina del menor y cambiar esta dinámica no es tarea fácil, sin embargo, debemos tener siempre presente que nunca es tarde para reconducir un problema», señala el INCIBE.

En ese punto los padres deberán tratar de reeducarle tecnológicamente para poder dejar atrás el comportamiento actual, así que es conveniente proporcionarle alternativas de ocio y planificar cómo y en qué momentos usar la tecnología.

«Para hacerlo más llevadero e ir motivándose con los progresos, se pueden ir fijando pequeñas metas que han de superarse», ha concluido el INCIBE.