Ignacio Miranda - Por mi vereda

Crema de calabacín

Precisamente, ha sido entre el personal sanitario donde la verdura en cuestión ha vuelto a desatar las críticas del personal de guardia en los consultorios del medio rural contra la Consejería de Sanidad

Ignacio Miranda
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dice nuestro inveterado recetario que la crema de calabacín sirve para todas las épocas del año, ya que se puede servir fría o caliente. Permite la creatividad del cocinero en lo concerniente a la presencia o no tanto de cebolla como de patata, sin olvidar ese adorno final a base picatostes o jamón salteado. Además de plato sabroso y económico, posee otra ventaja relevante en estos tiempos: es apta para celíacos, vegetarianos y veganos, civiles y militares, seglares y religiosos, externos y mediopensionistas, médicos y enfermeras... Precisamente, ha sido entre el personal sanitario donde la verdura en cuestión ha vuelto a desatar las críticas del personal de guardia en los consultorios del medio rural contra la Consejería de Sanidad.

Hace unos días, en el centro de salud de Villalón de Campos (Valladolid), los sanitarios recibieron una crema de calabacín caducada desde la jornada anterior. Y claro, hay que entender que no todo el mundo digiere los alimentos pasados de fecha con la misma naturalidad de Arias Cañete, puro desparpajo jerezano, cuando se zampaba los yogures atrasados en un programa de televisión. Ante la incidencia, ha surgido una protesta generalizada de miles de firmas que piden la rescisión del contrato a la empresa adjudicataria del catering y la vuelta al sistema anterior, de vales para usar en restaurantes locales. Para colmo, el personal destacado en los puntos de atención continuada denuncia que los menús ofrecidos son poco saludables y abusan del aceite de palma. Menos mal que no incluyen carne mechá.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, que además de ser la mejor médico de familia del mundo –según la organización del ramo– ha reconciliado al Gobierno regional con las peluquerías, va a probar con su equipo algunos de los precocinados para comprobar su calidad. Ya han dado un primer toque a la empresa. Todo un detalle en quien gestiona el departamento con mayor presupuesto de la Administración regional a propuesta de Ciudadanos. Para aguantar durante horas la visita de la Socorro con su asma, la cagalera del tío Zósimo o una primera cura de urgencia, un sanitario debe estar bien comido. Es así.

Ignacio MirandaIgnacio Miranda