creará 425 nuevos empleos

Iberdrola invertirá en la región cerca de 160 millones durante 2011

La empresa centrará sus esfuerzos en el desarrollo de las energías renovables, a las que destinará el 59% de las inversiones previstas para el ejercicio

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Iberdrola invertirá unos 160 millones de euros en Castilla y León durante 2011, de los que el 59 por ciento (95 millones) se destinará al área de las energías renovables, fundamentalmente para poner en marcha cinco nuevos parques eólicos en Burgos, Soria, Valladolid y Zamora, proyectos que añadirán más de 160 megavatios (MW) de potencia y que suponen la creación de alrededor de 425 nuevos empleos.

Con la puesta en marcha de estas nuevas instalaciones eólicas -Valdelanave, en Muelas del Pan (Zamora); Peñaflor III, en Castromonte y Peñaflor de Hornija (Valladolid); Peñaflor IV, también en la provincia vallisoletana, en concreto en Berceruelo y Peñaflor de Hornija; Fuentesalada, en Burgos, y Layna, en Soria-, Iberdrola alcanzará una potencia instalada de 1.410 MW eólicos en la comunidad, que evitarán la emisión a la atmósfera de 2,4 millones de toneladas de CO2 cada año, tal y como anunció hoy la multinacional, durante su Junta General de Accionistas celebrada en el Palacio Euskalduna de Bibao.

Unos 17 millones de euros irán a parar al negocio de generación, que cuenta con un proyecto destacado de I+D en la central térmica palentina de Velilla del Río Carrión. Se trata de una iniciativa que persigue reducir entre un 30 y un 50 por ciento las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) a la atmósfera, con lo que se disminuirá así el impacto medioambiental, informa Ical.

Asimismo, se llevarán a cabo distintas actuaciones para rehabilitar equipos en las centrales hidráulicas de la Cuenca del Duero y continuar con la implantación de los planes de emergencia de las presas.

Además, Iberdrola realizará “un importante esfuerzo inversor” para potenciar sus infraestructuras de distribución en la comunidad, que suponen unos 45 millones de euros, el 28 por ciento del total. En la actualidad, se está construyendo diez nuevas subestaciones, que se pondrán en funcionamiento a lo largo del presente ejercicio: Prado Marina, Arauzo y Valdorros, en Burgos; Huerta, en Salamanca; Villabrázaro y Valderrey, en Zamora; Salencias y Payuelos, en León; Bachilleres, en Ávila, y La Encomienda, en Valladolid. Asimismo, ampliará y compactará las de Prosperidad, en Salamanca; Arévalo, en Ávila; Soria, en la capital, y Onzonilla, en León.

La Compañía también ejecuta en la actualidad tres nuevas líneas de alta tensión -de 45 kilovoltios (kV)-: una de Castronuño a Toro, en Zamora; la nueva línea Arroyadas-Quintanilla, que abastecerá de energía eléctrica a la zona de Peñafiel, en Valladolid; y la de Metales Extruidos, también en la provincia vallisoletana. A su vez, se pondrá en marcha otra línea desde Presa Porma a la estación invernal de San Isidro, en León.

La producción eléctrica en Castilla y León en el primer trimestre del año alcanzó los 4.827 gigavatios hora (GWh) y la empresa distribuyó en la región 2.971GWh durante el mismo periodo.

850 millones para la economía regional en 2010

Por otro lado, Iberdrola cerró 2010 con un impacto económico de 850 millones de euros en Castilla y León. El 53 por ciento de esta cantidad, 450 millones, correspondió a las compras y contrataciones de servicios realizadas en la comunidad a lo largo del ejercicio. La empresa destinó cerca del 65 por ciento de esta cuantía (284 millones) a suministradores de obras y servicios y otros 159 millones a la adquisición de materiales.

La compañía, que se convirtió así en “uno de los motores de la economía” de la Comunidad, realizó inversiones que ascendieron a 215 millones de euros. Éstas fueron a parar, en gran medida, al área de las energías renovables, donde se superaron los 146 millones, y el resto a los negocios de redes y generación, con 50 millones y más de 17 millones, respectivamente. Asimismo, el impacto fiscal de la actividad económica que Iberdrola desarrolló en la comunidad superó los 117 millones el año pasado.

En cuanto a los principales proyectos llevados a cabo en el área de las energías renovables, destacó durante 2010 la puesta en marcha de seis parques eólicos en las provincias de Burgos, León, Palencia y Soria, que suman una potencia conjunta de más de 155 MW y con los que se superaron los 1.245 MW eólicos instalados en Castilla y León, que evitaron la emisión a la atmósfera de unas 2,2 millones de toneladas de C02.

En el área de distribución, Iberdrola puso en funcionamiento cuatro nuevas subestaciones, en Valladolid -Peñafiel II y Zambrana-, León -Venta La Tuerta- y Soria -La Güera-, y ha ampliado las de Benavente, en Zamora; Piedrahita, en Ávila; Guijuelo e Íñigo, en Salamanca, y Molederos, en Palencia.

La demanda en la región experimentó un incremento del 2,9 por ciento en 2010 respecto al anterior ejercicio, con aumentos en todos los sectores: residencial, de servicios e industrial, entre los que destacó la recuperación de este último, con un incremento del 3,9 por ciento.

Proyectos de I+D y restauración

Otras iniciativas llevadas a cabo por Iberdrola hicieron referencia a proyectos de I+D, de restauración y mantenimiento del patrimonio cultural, de iluminación y de protección al medio ambiente. La empresa suscribió dos convenios de colaboración con la Junta de Castilla y León y con el Ente Regional de la Energía y los Ayuntamientos de Valladolid y Palencia, que contemplan la puesta en marcha de una serie de actuaciones dirigidas a promover la implantación de la movilidad eléctrica en la Comunidad. En el mes de febrero del presente ejercicio, la Empresa inauguró la primera estación de recarga con dos puntos en la capital vallisoletana.

Por otro lado, a través de la Fundación Iberdrola, y junto con el Ministerio de Cultura de Portugal y la Junta de Castilla y León, se ejecutará durante este año un “ambicioso” proyecto de restauración y mantenimiento del conjunto monumental del arte románico en Portugal y en Castilla y León, en concreto en Salamanca y Zamora, que afectará a 33 templos situados en las inmediaciones de los ríos Duero y Támega y que implicará una inversión de 4,5 millones de euros.

Iberdrola también llevó a cabo en 2010 la iluminación artística interior de la iglesia de San Nicolás de Bari y del Monasterio-Santuario de Nuestra Señora del Espino en Santa Gadea del Cid, en Burgos, y, a través de su filial de energías renovables, y en colaboración con la Fundación Patrimonio Natural, editó una publicación sobre las 'Áreas Naturales Protegidas de Castilla y León' y participó en diferentes iniciativas para preservar el patrimonio natural de Castilla y León.

Gracias a su “firme compromiso” con Castilla y León, tal y como recalcaron fuentes de la multinacional, Iberdrola posee en la región unos 5.730 MW de potencia, casi 230 subestaciones, más de 15.100 centros de transformación, unos 6.225 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, más de 20.000 kilómetros de líneas de media tensión y cerca de 26.000 kilómetros de líneas de baja tensión. Su número de clientes asciende a 1,6 millones y sus empleados alcanzan la cifra de 1.250.