Los hospitales se informatizan en 2010 y aproximan la Historia Clínica Digital

Los hospitales se informatizan en 2010 y aproximan la Historia Clínica Digital

HENAR DÍAZ | VALLADOLID
Actualizado:

La implantación de la Historia Clínica Electrónica (HCE) es una realidad cada vez más cercana. La incorporación de las Tecnologías de la Información en los hospitales de la Comunidad continúa evolucionando y los papeles comienzan a ser historia en algunos servicios hospitalarios.

Así, la Consejería de Sanidad prevé que la informatización de las unidades de hospitalización, en concreto, todo lo relacionado con cuidados de enfermería, esté finalizada en 2010. Este trabajo no sería más que un eslabón en la implantación de la HCE, un proyecto que tiene su horizonte en 2011 (dentro del Plan Estratégico de Sistemas y Tecnologías de la Información 2008-2011) y que se centra en la progresiva generalización de la imagen diagnóstica en formato digital, la petición y visualización de pruebas diagnósticas en formato electrónico, la generación automatizada de informes asistenciales y la personalización de los navegadores asistenciales.

De momento, las bases están sentadas. La inversión realizada en los dos últimos años (15,2 millones) ha permitido dotar a los hospitales de las infraestructuras necesarias para la implantación de la tecnología, lo que se conoce en términos informáticos como hardware. «Esas partidas sirvieron fundamentalmente para cuatro cosas: cableado de los hospitales -en algunos como los de Segovia, Ávila y Río Hortega de Valladolid montamos una red Wi-Fi-; instalar los Centros de Procesos de Datos (CPD) y dotar a los centros de PC -4.000 en los últimos dos años-», explica el director de Desarrollo Sanitario de la Junta, Jesús García-Cruces, para quien la implantación de la Historia Clínica Electrónica debe llevar una «evolución media-alta» y nunca una revolución «porque una revolución en la asistencia sanitaria tiene un riesgo terrorífico».

Dos son los problemas básicos a los que tiene que enfrentarse. Por un lado, la «cultura» en las organizaciones de los hospitales -«a veces es muy difícil cambiar ciertas formas de trabajar que vienen de tiempos muy remotos»-. Por otro, el volumen de información que se genera.

Primeros pasos

Para poder desarrollar la plataforma informática -la herramienta que «soportará» la HCE- se ideó trabajar de forma corporativa e integrando los principales sistemas departamentales hospitalarios, que corresponden a los servicios centrales del hospital. Los primeros pasos fueron dados en Radiología, donde Sacyl prevé tener implantado en todos los hospitales tanto el hardware como el software -es decir, tanto los aparatos de alta tecnología como los programas que se necesitan para su funcionamiento- «a finales de este año o principios del año que viene». El sistema de información de Radiología servirá de almacen y distribuidor de imágenes, permitirá gestionar citas y, además, «todo radiólogo de Castilla y León tendrá una licencia de reconocimiento de voz de tal forma que ésta podrá traducirse en un informe», detalla García-Cruces.

Otro de los departamentos encaminados a su completa «informatización» es el Laboratorio. Cuatro hospitales de la Comunidad -Río Hortega de Valladolid, Medina del Campo, Palencia y Segovia- cuentan ya con un nuevo sistema de información que integra sus tres patas (microbiología, análisis clínicos y hematología). A ellos se suma el Clínico de Valladolid que cuenta también con este programa, aunque de momento sólo para análisis clínicos.

Además de Radiología, otro de los departamentos que ha contado con una implantación más corporativa de las herramientas informáticas es Farmacia, donde se ha montado una solución única para todos los hospitales que pronto permitirá hacer la petición electrónica de cualquier fármaco dentro del centro. A la informatización de este servicio se suman los de Dietética y Anatomía Patológica -que a parte de imágenes, también genera importantes informes-, pero si hay un departamento cuya digitalización haya tenido «una gran trascendencia», éste es, según el director general de Desarrollo Sanitario, el de Cuidados de Enfermería en las unidades de hospitalización. La aplicación ya está implantada en 88 unidades y el objetivo es «completar el año que viene aquellos hospitales donde todavía no lo hemos introducido». Faltaría sólo comenzar en el Hospital del Bierzo y en el de Zamora, mientras que ya tienen lo tienen instalado en todas sus unidades Segovia, Ávila, Divino Valles en Burgos, Río Hortega en Valladolid y Medina del Campo.

Acceso desde la consulta

Los datos generados por todas estos departamentos pasa a lo que se llama «motor de integración», una plataforma que se encarga de ordenar la información de los enfermos de forma estructurada, que irá a parar a un repositorio (archivo digital) de la historia clínica electrónica del paciente. A ese archivo es donde podrán acceder los médicos desde su consulta con la herramienta de gestión asistencial «Jimena». De momento, esta herramienta (que reúne un navegador asistencial. un módulo gemerador de informes, otro de gestión de peticiones y pronto incorporará la prescripción electrónica) ha sido montada (primero de forma experimental) en Ávila (donde ya se han generado más de 40.000 informes clínicos con «Jimena») y se ha instalado también en Soria (donde desde marzo lleva casi 10.000 informes generados). No obstante, Sacyl prevé arrancar el despliegue masivo de la herramienta por el resto de hospitales «a finales de este año o principios del que viene», según avanzó a este periódico García-Cruces.

Prueba de la velocidad que ha «cogido» el despliegue informático en la sanidad de Castilla y León es que ha sido una de las comunidades escogidas por el Ministerio para participar en un proyecto piloto nacional que persigue montar una red propia de intercambio de informes entre hospitales de distintas regiones.