Herrera y Sanz, durante la firma de la declaración conjunta ayer en Logroño. ICAL

Herrera y Sanz exigirán a Fomento que la línea Miranda-Logroño sea alta velocidad

Castilla y León y La Rioja firmaron ayer una declaración a iniciativa de 48 Cámaras de Comercio para evitar que la «tradicional» conexión ferroviaria quede aislada de los corredores del Norte

JOSÉ LUIS MARTÍN. LOGROÑO
Actualizado:

Los presidentes de Castilla y León y La Rioja, Juan Vicente Herrera y Pedro Sanz, respectivamente, harán frente común para exigir al Ministerio de Fomento que asuma como alta velocidad el tramo entre Miranda de Ebro y Logroño, línea de 58 kilómetros que no está incluida en el Plan de Infraestructuras de Transporte 2000-2007 y que desde hace tiempo vienen reivindicando las Cámaras de Comercio de ambas Comunidades y la de Bilbao. Precisamente, la Conferencia Internacional de Cámaras de Comercio del Eje Ferroviario Transeuropeo consiguió reunir ayer a Herrera y Sanz en Logroño para que firmen una declaración en apoyo a que este trazado sea de alta velocidad y permita su conexión ferroviaria con el eje Atlántico y Mediterráneo.

Ambos presidentes se comprometieron a pedir oficialmente al ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, esta propuesta «necesaria para el desarrollo económico de la zona», y el propio Herrera aseguró que así se lo hará saber hoy en la visita que hará el ministro a la Comunidad para inaugurar tres tramos de autovía. «La línea Miranda-Logroño es una unión tradicional que permitirá la conexión con la alta velocidad del noroeste y noreste y es de interés para todos los ciudadanos del norte de España», aseguró Herrera, quien se mostró seguro de que el Fomento lo incluirá entre sus proyectos. Por su parte, su homólogo riojano recordó que existe «voluntad política para trabajar en este asunto».