Herrera reclama el uso del español como lengua de trabajo en la UE «al mismo nivel que el inglés»
Carmen Caffarel, Juan Vicente Herrera y Belisario Betancur, durante la inauguración del congreso de Salamanca / D. Arranz

Herrera reclama el uso del español como lengua de trabajo en la UE «al mismo nivel que el inglés»

En Ia inauguración del congreso sobre el valor económico del castellano pidió que el idioma «llene» internet

ROCÍO BLÁZQUEZ | SALAMANCA
Actualizado:

Posicionar el español como lengua de trabajo en administraciones internacionales, en Internet o en la investigación científica y técnica, es uno de los retos de la Junta de Castilla y León, tal y como aseguró ayer su presidente, Juan Vicente Herrera, durante la inauguración del congreso sobre el Valor Económico del Español que se desarrollará en Salamanca hasta mañana miércoles. Herrera reclamó en su discurso el uso del español como lengua de trabajo en la Unión Europea «al mismo nivel que el inglés, el francés o el alemán», al tiempo que consideró inaceptable el hecho de que las delegaciones españolas no puedan exponer sus propuestas en nuestra lengua en el seno de las instituciones europeas.

Además, agregó el presidente autonómico, «debemos luchar» por posicionar al español como la segunda lengua científica en el mundo, ya que recordó que en la actualidad es hablada por más de 450 millones de personas. Así, Herrera defendió la importancia de que nuestro idioma «se mantenga como una de las grandes lenguas de comunicación internacional», ya que si se consigue este reto «vendrá todo lo demás», apuntó. Para lograr estos retos, el presidente de la Junta no se olvidó de la importancia de Internet señalando la necesidad de conseguir «llenar la red con el español». Avanzar en la enseñanza de este idioma es otro de los objetivos aludidos ayer en Salamanca por Herrera quien señaló que Castilla y León aspira a conseguir los 60.000 alumnos de español al año.

Como cuarta lengua más hablada del mundo es «un activo de indudable interés» en todos los ámbitos, según Herrera. Una opinión compartida por la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, quien propuso la creación de un foro estable «que aúne todas las iniciativas para no perder eficacia en políticas particulares».

«Nos une y nos libera»

Herrera se sumó a esta petición de continuidad por parte de la directora del Cervantes, ya que en su opinión el «español es un idioma que nos une y a la vez nos libera», y aprovechó este circunstancia para reprochar que esta unión es «a menudo» olvidada por «algunos territorios españoles».

Por otro lado, también indicó que «ni la Universidad, ni muchas academias ni la propia Junta de Castilla y León» son titulares de las líneas aéreas, a las que instó a llegar a acuerdos para establecer vuelos internacionales en la Comunidad. De esta forma salió al paso de la petición desde diversos ámbitos de la sociedad para fomentar los vuelos internacionales desde el aeropuerto de Matacán, para también así potenciar el número de estudiantes que eligen este destino para aprender español.

La inauguración del congreso contó también con la asistencia de la consejera de Cultura, María José Salgueiro y del de Interior, Alfonso Fernández Mañueco, además del ex presidente de Colombia, Belisario Betancur, quien expresó la necesidad de «pensar la lengua española desde su presente y hacia su futuro» teniendo en cuenta «la multiplicidad social y cultural de la lengua». «El español debe convivir no sólo con las lenguas indígenas, sino también con las extranjeras», manifestó Betancur, quien mostró también su apoyo a la propuesta de Caffarel de convertir el congreso en una cita periódica para abordar las políticas entorno a la mejora y la promoción del español en el mundo. El ex presidente de Colombia ahondó en su discurso en las relaciones históricas entre América Latina y España, asegurando que pese a los avatares de la Historia y los distintos caminos de cada pueblo «hoy todos dialogamos con nuestro corazón español».

Como institución colaboradora en el congreso se encontraba el presidente de Turespaña, Antonio Bernabé García, quien recordó que el pasado año España recibió 237.000 turistas idiomáticos, que permanecieron una media de cuatro semanas en nuestro país, generando un gasto superior a los 462 millones de euros.