Francisco Guarido
ZAMORA

Guarido cierra el Ayuntamiento a la patrona de Zamora

El alcalde de la ciudad impide que se pueda velar a la Virgen de la Concha como reza la tradición

ZAMORAActualizado:

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido (IU), ha impedido que en la noche de este sábado se pueda velar a la patrona de la ciudad, la Virgen de la Concha, en el salón de plenos de la Casa Consistorial, como se hacía tradicionalmente, y que esta imagen presida mañana la misa del Corpus desde un balcón del Ayuntamiento.

Guarido ha justificado esta decisión porque en un edificio municipal como el Consistorio no deben realizarse actos religiosos con el fin de «no mezclar la política en asuntos religiosos», según ha justificado en un comunicado ante las críticas que la decisión ha despertado.

El rechazo a prestar la Casa Consistorial para los actos previstos con motivo de la festividad del Corpus ha despertado las críticas tanto de la cofradía de la Virgen de la Concha como del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Zamora.

El presidente de la cofradía, el historiador Florián Ferrero, ha admitido el disgusto de la cofradía por esta decisión y ha recordado que a la Virgen de la Concha se le vela en el Consistorio la noche previa a la celebración del Corpus desde la década de los cuarenta del siglo pasado.

Se trata de un acto de «arraigo» entre los zamoranos y del que se da cuenta en los propios estatutos de la cofradía, sin que hasta el momento nunca las autoridades municipales hayan rechazado la presencia de la Virgen de la Concha en el salón de plenos municipal.

Además, la patrona de la ciudad se colocaba en el balcón principal de la Casa Consistorial en la misa del Corpus que se celebra en la Plaza Mayor, algo que tampoco se ha permitido en esta ocasión.

Francisco Guarido ha recordado que el Consistorio zamorano sí se ha comprometido a apoyar la celebración del Corpus con la infraestructura necesaria en la Plaza Mayor y con la financiación de la actuación de la Banda de Música de Zamora.

«Reiteramos nuestra colaboración con las tradiciones zamoranas, desde el respeto a todas las creencias religiosas, que forman parte de nuestro acervo cultural, sin exclusiones y sin favoritismos», ha asegurado el alcalde.

Sin embargo, la portavoz municipal del PP y senadora, Clara San Damián, ha calificado de «inaceptable« la decisión del alcalde y ha pedido una consulta popular para que los zamoranos decidan qué tipos de actos tradicionales pueden llevarse a cabo en el Consistorio zamorano.

San Damián ha acusado además al PSOE, que apoya en el gobierno municipal a IU, de utilizar «la táctica del avestruz» para mantener su cuota de poder en el Ayuntamiento y no pronunciarse pese a que el teniente de alcalde socialista Antidio Fagúndez ha estado presente en numerosos actos religiosos como representante municipal