Tertulia COPE-ABC con el alcalde de Zamora, Francisco Guarido - J. M. NIETO

Guarido se irá a su «casa» si IU le obliga a presentarse con Podemos en Zamora

El alcalde no sería candidato a repetir en una confluencia porque «nos restaría»

ZAMORAActualizado:

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido (IU), mostró en la tertulia COPE-ABC sus discrepancias con las direcciones regional y nacional de la coalición en lo referente a la confluencia con Podemos. Su postura contraria al mandato de la dirección federal y autonómica del partido le llevó incluso a amenazar con no presentarse a las próximas elecciones municipales si le obligan a hacerlo en una lista conjunta con Podemos y Equo. El que es actualmente el único alcalde de IU en una capital de provincia española lo tiene claro y no tiene pelos en la lengua a la hora de hacerlo público: «Yo personalmente no iré en una lista de confluencia con partidos del estilo de Podemos, con todos mis respetos para ellos; creo que en Zamora no sumaríamos, sino que nos restaríamos a nosotros mismos», declaró Guarido, que llegó incluso a amenazar con «irme para mi casa» antes de que le nieguen la posibilidad de presentarse con las siglas de Izquierda Unida en solitario.

El alcalde de Zamora mostró sus dudas sobre si la dirección regional y nacional de IU les iba a permitir presentarse en solitario a las elecciones municipales y advirtió de que «o se deja presentar a Izquierda Unida como tal, con identidad propia, formamos parte de nuestro proyecto y sumamos votos a nivel provincial, regional o local o esto no merece la pena».

«Más visibilidad»

A su juicio, las confluencias restan «voz y presencia» a IU y eso hace que este partido ya «no exista» en el Parlamento nacional, un riesgo que se traslada ahora a Castilla y León, donde el procurador regional José Sarrión hace «un trabajo muy importante», por lo que «no es bueno para él ir en una confluencia; tendría más visibilidad, capacidad de trabajo y más presencia pública de las siglas de Izquierda Unida yendo en solitario», opinó Francisco Guarido.

El regidor puso como ejemplo el caso de las últimas elecciones generales para argumentar que «no siempre se suma uniéndose» y recordó que en Zamora «la inmensa mayoría» de militantes de su partido no quieren ir conjuntamente con Podemos, pese a que después de las elecciones estaría dispuesto a pactar con la formación morada o con el PSOE porque serían sus «aliados naturales».

Guarido, que rechazó aspirar a cargos nacionales más allá de su puesto como máximo responsable municipal de Zamora, admitió que durante su mandato le hubiera gustado municipalizar muchos servicios que presta el Consistorio, pero era algo «imposible de abordar en estos momentos» por lo que ha sido «pragmático» y ha renovado los contratos municipales con empresas privadas que estaban caducados.

En los tres años de mandato, Guarido valoró el haber dado «tranquilidad» a la gestión municipal frente a los que decían que iba «a poner todo patas arriba». Al respecto, indicó que en la legislatura no sólo no han protagonizado ningún escándalo como los habidos en mandatos municipales anteriores sino que han gestionado bien, han mejorado la transparencia y han abierto las puertas a la participación ciudadana en los presupuestos.

«Soy así»

El alcalde de Zamora confesó además que no se pone traje ni corbata porque siempre ha tenido ese estilo. «Soy así y creo que los cargos públicos debemos obrar con naturalidad». Por ello también se bajó el sueldo al inicio del mandato, «no para poder vanagloriarse de ello» sino para ser coherente consigo mismo porque «siempre he dicho que en política hay que cobrar como en los anteriores puestos de trabajo».