La Guardia Civil aumenta las patrullas en el Tiétar por los pirómanos

ABC | ÁVILA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Guardia Civil ha incrementado el número de patrullas en el Valle del Tiétar debido a la proliferación de incendios intencionados en esta zona del sur de Ávila, que a finales de julio sufrió el fuego más importante de los últimos años, con más de 4.200 hectáreas arrasadas.

Según informó la Subdelegación del Gobierno, el aumento de la presencia de efectivos en esta comarca se produjo tras el grave siniestro provocado del 28 de julio y al comprobarse que existe un elevado número de fuegos provocados en uno de los lugares más sensibles de la Comunidad desde el punto de vista medioambiental, informa Efe.

Los agentes, que trabajan para descubrir a los pirómanos, no han detenido a ninguna persona relacionada con el grave siniestro que carbonizó 4.200 hectáreas de seis términos municipales. A raíz de este siniestro, un equipo de 14 especialistas en incendios de la Policía Judicial trabajó en la zona para analizar el origen de las llamas en las inmediaciones del santuario de San Pedro de Alcántara, así como cualquier indicio que pudiera aportar más datos.

La preocupación en la zona es evidente, ya que sólo esta semana se han producido en el municipio de Candeleda, situado en la vertiente suroeste de la Sierra de Gredos, cinco incendios intencionados, cuatro de ellos en menos de dos días.