El Gobierno se da dos años más para iniciar la actividad en la Ciudad de la Energía

El Gobierno establece un horizonte de dos años para la puesta en actividad de los primeros proyectos de la Fundación «Ciudad de la Energía» en Ponferrada. Sus iniciativas tecnológicas, «pioneras en el

DIEGO LUIS GONZÁLEZ. PONFERRADA.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno establece un horizonte de dos años para la puesta en actividad de los primeros proyectos de la Fundación «Ciudad de la Energía» en Ponferrada. Sus iniciativas tecnológicas, «pioneras en el mundo», colocarán a la comarca del Bierzo «a la vanguardia del siglo XXII», gracias a la inversión de 80 millones de euros en los próximos cuatro años. No obstante, no se alcanzarán los 8.500 empleos directos prometidos, en su día, por el PSOE. Así se expresó el recién designado director general de la Fundación, José Ángel Azuara Solís, que compareció ayer para dar a conocer, las pretensiones del organismo, que ya ha quedado bautizado, en siglas, como Ciuden.

La principal actuación será la conexión de una planta piloto para quemar carbón con oxígeno y facilitar la captura de los gases contaminantes de CO2. Será una instalación de entre cuatro y seis megavatios de potencia, que se ubicará junto a la central térmica de Endesa, en Cubillos del Sil. Dicha unidad se constituirá en el mejor laboratorio para el consumo limpio de carbón en todo el mundo. El proceso, bautizado como oxicombustión, será el «proyecto emblemático», según Angel Azuara, quien añadió que no será un «juguete de investigación, sino que contribuirá a resolver problemas de las plantas térmicas comerciales». Este mes de enero se contratará el proyecto de ingeniería de detalle y comenzarán los procesos para la compra de materiales y tramitación de permisos y estudios de impacto ambiental. El objetivo es iniciar la construcción en 2008 y que la planta piloto de oxicombustión esté operativa en 2009.

Paralelamente, la «Ciudad de la Energía» de Ponferrada pondrá en marcha proyectos de almacenamiento de CO2. Para ello, buscará las formaciones geológicas más adecuadas en toda España, en colaboración con el Instituto Tecnológico Geominero, que también dará su apoyo al programa de restauración ambiental de las zonas más degradadas por la minería.

En el mismo plazo de un año, la Fundación espera culminar las obras de rehabilitación de su sede, en el viejo edificio de oficinas de Endesa. En el inmueble se usarán las soluciones energéticas más modernas y comunicaciones de última tecnología, con apoyo del Inteco, implantado en León.

Además, las previsiones de trabajo contemplan la recuperación de patrimonio arqueológico industrial relacionado con la energía, un campus universitario especializado en estudios de posgrado y ligados a las ingenierías geológica, industrial y medio ambiental, y la puesta en marcha de un parque científico tecnológico, aunque sobre ello no se concretó nada.

Respecto al empleo, José Angel Azuara rebajó la previsión inicial de 8.500 puestos de trabajo a centenares: «He oído hablar de 8.500 empleos, pero eso, ni en una fábrica de coches. Seré feliz si veo aquí investigadores de otros países. Entonces, habremos triunfado. La riqueza será colocar al Bierzo en el mundo científico y tecnológico y mantener aquí empleo. No podría dar cifras, pero podría hablar de centenares de personas. Más allá de esto no me atrevo, porque hay proyectos que no sé cómo van a evolucionar. Es un proyecto a largo plazo, no es un fuego de artificio».

Finalmente, anunció que después de Reyes, iniciará una ronda de visitas a las autoridades, desde la Junta de Castilla y León, al Consejo Comarcal y el alcalde de Ponferrada.