Con «glamour» primaveral

Con «glamour» primaveral

Actualizado:

F. ORDÓÑEZ

Laura Sánchez lució el diseño más espectacular de Ángel Iglesias

POR MAR GONZÁLEZ

BURGOS. Con el objetivo de «dar color a la vida», Ángel Iglesias presentó una colección en tonos intensos, fuertes, con mucho estampado sobre tejidos de alta calidad con líneas entalladas y faldas sueltas. La estrella fue un vestido de fiesta tratado como si fuera de novia en el que sobre una horganza de seda se ha puesto una pátina de oro muy fina que le da una apariencia de celofán dorado. Así se clausuró la primera jornada de la Pasarela de la Moda de Castilla y León, que comenzó con los diseñadores emergentes empezando por la inspiración «punk» de Eulalia Mateos presentando una colección con muchos cortes drapeados y geometrías en tonos piedra con toques en negro y estampado «liberty» con la seda como base. Le siguió Susana Escribano con «El sueño de Afrodita», donde plasmó sus ideas más románticas en diseños que envuelven el cuerpo de la mujer a base de asimetrías y vestidos de tonos cálidos.

Penélope Almendros presentó una colección muy urbana y divertida con mucho dorado metalizado combinado con un tejido verde estampado con motivos de Florencia mientras, con el negro como base, Laura Ribón utilizó tejidos variados, desde vaqueros a sedas.

Tras los emergentes tomó el relevo Fely Campo que, poco a poco, escapa del negro hacia otras tonalidades incluyendo por primera vez algunos estampados y combinando los volúmenes con líneas completamente rectas. Además, en cuanto a los tejidos, ha abarcado desde micados muy rígidos a sedas que dan volumen y ligereza sobre todo a los vestidos que son su prenda estrella.

Por su parte, inspirada en la película «Metrópolis», Natacha Arranz Atelier presentó una colección pret-a-porter de lujo con líneas depuradas y cortes que recuerdan a los años 20 mezclados con un toque futurista. El resultado son prendas muy ligeras y cómodas en las que no podía faltar, como es habitual en esta diseñadora, una base oriental que se refleja en los cuellos y mangas.

Adaptándose a los tiempos que corren, Raquel Tomillo presentó una colección mucho más sobria de lo habitual y estructuras más clásicas en las que sigue jugando con las formas de la mujer mediante ablusonados o grandes escotes. Acto seguido, César González eligió el nombre de «Hodofobia» para su última colección en la que mezcla minimalismo y exotismo, desde la cultura americana y europea al folclore oriental, utilizando toda la gama de colores salvo el azul.

La moda nupcial llegó de la mano de Creaciones Nalía con diseños de Loly Cubo que contrarrestó la crisis con la colección «Gold». También hubo espacio para la moda baño e interior de Intima Farae, que buscó la diferenciación utilizando raso brillante, y Teleno, que combina sensualidad y nuevas tecnologías en el diseño de su colección primavera-verano 09 con bikinis y lencería que aumentan el pecho en dos tallas y no retienen agua. En la ropa interior apuestan por recordar la estética de los años 40 y crear un oasis urbano inspirado en la magia de Marrakech.