Vicente Garrido Capa
Vicente Garrido Capa - F. Heras
Sociedad

Garrido Capa: «El pregón contendrá mis vivencias de la Semana Santa»

El pregonero de la Pasión de Valladolid de 2016 se reconoce «halagado y asustado»

ValladolidActualizado:

«Entre halagado y asustado». Así definió su estado de ánimo el presidente de Lingotes Especiales, Vicente Garrido Capa, que, tal y como avanzó ABC, será el pregonero de la Semana Santa de Valladolid de este año. No es la primera vez que se enfrenta al difícil reto de anunciar la Pasión, porque ya lo hizo en su localidad natal, Medina de Rioseco, y también en Tordesillas pero, ahora, reconoce que «la capital es la capital». Y en ella, Vicente Garrido Capa se presentará el próximo 11 de marzo, en la Catedral de Valladolid, para glosar una Pasión «a partir de mis vivencias» porque aunque es cofrade de la Soledad de Rioseco. donde llevó a hombros a la Virgen durante una década, en 60 años no ha faltado a las procesiones vallisoletanas, aunque a costa de repartir el Viernes Santo, casi a la carrera, entre la capital vallisoletana y la ciudad de los almirantes. «He tenido ocasión de ir a Sevilla, porque allí tengo familia, y nunca lo he hecho», recuerda, «porque siempre he participado de las procesiones de aquí, estando en primera fila».

Por eso son muchas las «vicencias» que, según sus palabras, plasmará en el pregón, en el que quiere recoger el sentir de los vallisoletanos con su Semana Santa, más allá de «frases huecas como esa de que ‘es una expresión de fe’». «Yo veo un conjunto de cosas que, por ejemplo el Viernes Santo, me hacen vivir la Pasión», asegura al recordar unos días que son citas obligadas y marcadas en su agenda. Pero Vicente Garrido Capa, que conoce y sabe de la Semana Santa de Valladolid, tiene también la selección de sus momentos más íntimos y sobrecogedores, como ocurre con cualquier cofrade de a pie. «Ese momento del Jueves Santo en el que el Cristo de la Luz sale del Palacio de Santa Cruz, o el Encuentro de Cristo con su Madre, el Martes Santo, en ese mismo escenario», reflexiona. Son estampas que para este empresario riosecano «te permiten vivir y recordar momentos de la Pasión sólo con la vista y el oído, sin necesidad de leer».

Católico y practicante reconoce que aunque aún no ha escrito el pregón, si ha comenzado a perfilar sus primeras líneas, en las que tampoco faltará la referencia al hecho de que en Valladolid sea posible contemplar la mayor muestra de escultura policromada del mundo, si bien siempre desde la fe. Tal vez por eso y pensando en la responsabilidad que supone ser el pregonero de la Semana Santa de Valladolid, asegura que una de sus imágenes preferidas es la del «Cristo Atado a la Columna», obra de Gregorio Fernández ,«todo un relato de la Pasión de Cristo».