Igea, durante la tertulia Cope-ABC
Igea, durante la tertulia Cope-ABC - F. HERAS

Francisco Igea: «Si dijéramos que cada consultorio permanecerá, no sería la verdad»

El vicepresidente de la Junta considera en la Tertulia Cope-ABC que no es bueno tener un facultativo con 150 cartillas porque «pierde experiencia»

ValladolidActualizado:

-Uno de los principales asuntos que se ocupará este Gobierno será la sanidad. Con la mejor médico del mundo como consejera, ¿cuáles van a ser los primeros pasos a dar?

-Tenemos que hacer un mapa completo de necesidades, de lo que ocurre en Aliste, Barruelo y en toda la periferia. Lo que tenemos que intentar es no hacer falsas promesas. Sería un grave error generar expectativas que llevasen a la frustración. La atención primaria se enfrenta a un gravísimo problema, que es la pérdida del 50 por ciento de sus facultativos en los próximos años, que no vamos a poder recuperar al ritmo que tenemos de formación de plazas. ¿Que tenemos que hacer ante ello? Reordenar los centros, las zonas y ver dónde tenemos más urgencias y necesidades y ver cómo podemos cubrirlos con el personal que tenemos. Saber cómo podemos exprimir nuestras capacidades y asegurar que allá donde se presta la sanidad sea de calidad.

-¿Qué va a pasar con los consultorios rurales?

-Si dijéramos que cada consultorio va a permanecer no diríamos la verdad. ¿Eso quiere decir que se va a perder cercanía? No. Quiere decir que tenemos que plantearnos cómo resolver que haya médicos con 100, 150 ó 200 cartillas y otros con 1.500 ó 2.000. No es bueno tener a un facultativo con 150 cartillas porque pierde experiencia. Necesita un mínimo de actividad para mantener la competencia y esas cosas hay que objetivarlas. La Consejería y la Gerencia Regional de Salud tienen por delante un verano de trabajo intenso para analizar todo el mapa que tenemos, previsibles jubilaciones y cómo las enfrentamos y cómo redimensionamos las zonas básicas de salud. Tenemos que atender a lo urgente, pero conseguir que lo urgente no coma a lo importante, que es el proyecto de futuro de la sanidad de este país.

-De ahí la necesidad de buscar también un nuevo modelo de transporte sanitario.

-Hay que buscar dónde necesitamos transporte y dónde asistencia, y que el transporte sea bueno y rápido. No es razonable tener a persona mayores durante una hora en un autobús para llevarles a un centro de salud y que estén otras cinco horas allí. Hay que buscar alternativas y en eso estamos. Hay que saber cuál es el coste de cambiar un sistema de transporte por otro; son muchos indicadores los que hay que sentarse a medir y presupuestar.

-¿Qué tiempo se fijan?

-Espero que a finales de año tengamos definidos los cambios que vamos a hacer en las zonas y en los consultorios, cuáles son las expectativas de pérdidas de médicos en los próximos cuatro años y cuáles son los indicadores para asegurar a los ciudadanos de todas esas zonas que su atención sanitaria es de máxima calidad.