El Archivo General está ubicado en el Castillo de Simancas
El Archivo General está ubicado en el Castillo de Simancas - ICAL
Cultura

Los fondos del Archivo de Simancas, Patrimonio de la Humanidad

La calificación de la Unesco reconoce al centro en la localidad vallisoletana su proyección internacional

ValladolidActualizado:

Creado por Carlos V en el año 1540, se dice que con los fondos del Archivo General de Simancas, hoy de carácter estatal, se puede escribir la Historia de España entre los siglos XV y XIX debido al importante conjunto documental que alberga. Esta condición animó hace un par de años al actual procurador popular en las Cortes de Castilla y León Máximo López, entonces vocal de la comisión de Cultura del Congreso, a presentar una proposición no de Ley por la que se pedía iniciar los trámites para la inclusión del citado archivo general dentro del listado «Memoria del Mundo» de la Unesco, una clasificación similar a la de «Patrimonio de la Humanidad» que se aplica en los monumentos o la de «Reserva de la Biosfera» de los espacios naturales.

Entonces, la propuesta fue aprobada por todos los grupos parlamentarios presentes y el Gobierno de España elevó la candidatura a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Ha sido la pasada semana cuando el comité consultivo internacional de este organismo recomendaba 78 nuevas inscripciones en su Registro Memoria del Mundo, entre las que se encontraba el Archivo General de Simancas, y que este mismo lunes eran aceptadas por la directora general de la Unesco, Irina Bokova. La declaración, que reconoce la proyección internacional del centro vallisoletano y pone de relieve su contenido, fue dada a conocer este martes por el Grupo Parlamentario Popular de Castilla y León a través de un comunicado, en el que se recuerda que aunque es «excepcional» la inclusión de un archivo completo de esta envergadura dentro del registro «Memoria del Mundo», «el de Simancas tiene una singularidad que hizo valorar que sí que podía ser posible».

Tras conocer la noticia, celebrada por el ministro de Eduación, Íñigo Méndez de Vigo, la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha asegurado que el reconocimiento «supone una enorme satisfacción en cuanto que conlleva un nuevo reconocimiento, al mayor nivel internacional, no solo de nuestros bienes culturales y patrimoniales sino de la importancia de nuestra propia trayectoria histórica; en este caso de todo un país».

«Nuestra satisfacción es también por el hecho de que este importante legado documental se guarde hoy de manera unitaria y muy bien gestionada y conservada, como lo ha hecho desde hace siglos; que haya servido como fuente documental para miles de investigadores en sus estudios históricos».

El Archivo hace un recorrido por al historia de España entre los siblos XV y XIX
El Archivo hace un recorrido por al historia de España entre los siblos XV y XIX - ICAL

Mientras, la directora del archivo, Julia Teresa Rodríguez de Diego, ha asegurado que desde la institución valoran «de forma muy positiva» la distinción, ya que «es un título de reconocimiento del valor del patrimonio documental español pero con proyección universal. Ese es el contenido y la naturaleza fundamental del Archivo de Simancas, que por su historia está llamado a ser la voz del mundo y lo es, de hecho», argumentó.

13 kilómetros de documentación

A día de hoy en el archivo se conservan 13 kilómetros de documentación comprendida entre mediados del siglo XV y mediados del siglo XIX producida por los órganos centrales de gobierno de la Monarquía: los Consejos creados por los Trastámara y los Habsburgo; las Secretarías del Despacho de la época borbónica, y las Contadurías, órganos responsables de las funciones contabilizadora y fiscal de la hacienda real. Todo ello hace disponer a este edificio del siglo XVI, construido precisamente para tal fin, disponer de uno de los conjuntos documentales más importantes para el estudio de la historia de Europa durante la Edad Moderna, por referirse tanto a los territorios que formaron parte de la Monarquía Hispánica (Castilla, Aragón, Portugal, Milán, Nápoles, Sicilia, Flandes, plazas españolas del Norte de África y territorios de los imperios ultramarinos ) como a las potencias mundiales con las que mantuvo algún tipo de relación.