A. TANARRO  El desdoblamiento de la SG-20 mejorará la comunicación entre la A-601 y la AP-61
A. TANARRO El desdoblamiento de la SG-20 mejorará la comunicación entre la A-601 y la AP-61

Fomento aprueba desdoblar la SG-20 siete años después del primer estudio y mucho tráfico

El ahnelado sueño de los segovianos de ver convertida en autovía la carretera de circunvalación SG-20 está más cerca de hacerse realidad. La fecha concreta aún se desconoce, pero al menos ya hay un

I. J. | VALLADOLID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ahnelado sueño de los segovianos de ver convertida en autovía la carretera de circunvalación SG-20 está más cerca de hacerse realidad. La fecha concreta aún se desconoce, pero al menos ya hay un presupuesto de licitación para ejecutar la obra: más de 63,7 millones de euros, aunque en las Cuentas Generales del Estado de 2010 sólo se contemplan 100.000 euros para estra infraestructura.

Siete años después de que el Ministerio de Fomento, entonces en manos del PP, anunciase en diciembre de 2002 los primeros estudios para cerrarla, ayer el mismo departamento, pero ahora dirigido por el socialista José Blanco, aprobó el proyecto de desdoblamiento, demando desde el mismo momento en que el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos (PP), inaugurase la vía.

Era octubre de 2001. Segovia abría una variante que evitaba el paso de vehículos por su casco urbano de una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, pero desde el primer día se vio que la infraestructura nacía pequeña. Contemplaba un tráfico de 6.000 vehículos al día, pero el año pasado esa cifra ya se tripicaba.

Muy demandada

El paso de los meses puso de manifesto que, además, era peligrosa. Catorce fallecidos en 34 accidentes ocurridos en menos de dos años de funcionamiento obligaron a ejecutar las primeras modificaciones, con mejoras en los accesos y en la señalización, que suposo pintar doble línea continua y prohibir los adelantamientos en casi todo su trazado.

En marzo de 2004, Fomento sacaba a licitación pública el estudio informativo para desdoblar la SG-20. Pero el proyecto se quedó guardado en un cajón. Las elecciones marcaban un cambio de Gobierno y con él, los trabajos realizados durante el mandato de Aznar cayeron en saco roto. El PSOE prometió en su programa electoral la obra, aunque han tenido que pasar casi cinco años y sucederse las críticas y demandas por parte de la sociedad segoviana, la asociación de transportistas, los ayuntamientos y la Diputación de Segovia, con alegaciones para la modificación del PEIT incluidas, para que las primeras realidades comiencen a ser palpables.

El pasado mayo aprobó de manera provisioanal el proyecto de desdoblamiento, que ayer, tras el periodo de información pública, fue ratificado de forma definitiva por el Fomento, según publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE). Ahora comienza el procedimiento expropiatorio de los terrenos necesarios para ejecutar las obras que permitan convertir en autovía los actuales 15,53 kilómetros de variante, que discurre por los términos de Segovia, Bernuy de Porreros, La Lastrilla y San Cristóbal de Segovia.

Frente a la actual calzada de doble sentido, la nueva vía contará con dos, de 3,50 metros de anchura, con arcenes exteriores de 2,50 metros e interior de uno y una mediana de separación de diez. El proyecto contempla dos pasos superiores sobre la autovía, 18 inferiores (la mayoría para reposición de caminos y carreteras), tres viaductos (para salvar los ríos Cigüiñuela y Eresma y el arroyo Cerezo) y una pasarela peatonal.

Mejor conexión a Madrid

La nueva infraestructura mejorará de manera notable la comunicación entre Valladolid y Madrid vía Segovia, que se ha convertido en una alternativa desde que en septiembre de 2008 se abrió la autovía A-601 entre ambas capitales castellanas. Aunque el carril único de la SG-20 que sirve para conectar la Autovía de Pinares y la AP-61 hacia Madrid es, hoy por hoy, un embudo que ralentiza y complica el viaje.