Final feliz para el frustrado rescate

ABC |
VALLADOLID Actualizado:

El sentimiento de frustración de los bomberos de Castilla y León, que el pasado domingo tuvieron que abandonar a una niña que estaban a punto de rescatar en Haití pudo ser, en cierta forma, aliviado ayer, al lograr su competido unos compañeros canadienses. El coordinador del equipo de la Junta destacado en la isla, relataba el lunes la impotencia sentida cuando tuvo que abandonar la zona de rescate ante una orden directa de las Fuerzas de Seguridad, al verse enfrascados en un tiroteo.«O moría la niña, o moríamos nosotros», les dijo la escolta, según relataba Paco Pérez para explicar los minutos «extremos»que les tocó vivir al intentar sacar a esta menor de 14 años, sepultada por los cascotes de un edificio.

El pasado lunes, los bomberos de Castilla y León también participaron, junto a los de Madrid y a la Unidad Militar de Emergencias en el rescate de un cuerpo enterrado bajo los escombros del edificio del cuartel general de la ONU en Puerto Príncipe y que, según todos los indicios, es el de la subinspectora de policía Rosa Crespo Biel, de 47 años, desaparecida tras el terremoto, hace una semana.

Relevo en el contingente

De momento, mientras sus compañeros madrileños regresan a España, los bomberos castellano y leoneses permanecerán en el lugar de la tragedia hasta nuevo aviso. Respecto al relevo en el contingente de rescate por parte de la Junta, el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco señaló que el Gobierno regional está esperando las indicaciones del Ministerio del Interior. El consejero castellano y leonés recordó que ahora se trata de «reconstruir» el país que ha quedado asolado por el terremoto y de «distribuir la ayuda» que llega entre los ciudadanos, más que las tareas de rescate, cuyas posibilidades de encontrar personas con vida están siendo cada vez más limitadas, informa Efe.

Fernández Mañueco explicó que ante la invitación del Gobierno, la Junta optó por enviar «recursos propios» de los bomberos que trabajan «todos los días del año» con la Administración regional. De este modo quiso salir de las críticas del Grupo de Rescate Espeleológico y de Montaña de Burgos, que considera que debería haber formado parte de este contingente al contar con un equipo de perros rastreadores que han participado en acciones de este tipo en otros lugares del mundo.