Edificio de Zamora en el que se pueden contemplar los tres mensajes
Edificio de Zamora en el que se pueden contemplar los tres mensajes - EFE

Vox, feminismo y república comparten la misma «casa» en Zamora

Un edicifio de la calle más céntrica y comercial, escaparate de mensajes antagónicos

ZAMORAActualizado:

Un edificio de la calle más céntrica de Zamora se ha convertido en escaparate de ideas antagónicas al convivir en él un gran anuncio de una campaña municipal contra el machismo, cartelería publicitaria de Vox con fotos de sus líderes nacionales y una bandera de la II República (1931-1936) que ocupa dos balcones.

Los postulados contrarios han ido escalando en altura con el paso del tiempo en el inmueble situado en el número 23 de la calle Santa Clara, cuya imagen se ha hecho viral a través de las redes sociales por la inusual concentración de pensamientos dispares.

El edificio, situado en la calle peatonal que constituye el principal eje comercial de la ciudad, fue elegido para mostrar una campaña municipal contra el machismo, con un gran cartel situado a pie de calle que ocupa los dos escaparates y la puerta de entrada a un local en desuso.

La campaña, que se muestra desde el pasado mes de marzo, permite leer en grandes letras «Zamora libre de machotes» para erradicar micromachismos como los piropos ofensivos, las miradas inadecuadas y los roces en el transporte público o las grandes aglomeraciones.

La entreplanta situada junto encima de ese local comercial fue la elegida por Vox para publicitarse en la pasada campaña electoral, y por eso colocó en las cristaleras vinilos con las fotos de sus líderes nacionales, el nombre del partido y una bandera de España.

Ambos mensajes han convivido en ese céntrico edificio de Zamora hasta que esta semana se ha sumado a ellos un nuevo mensaje político por parte del vecino del segundo piso, que ha colocado una gran bandera de la II República (1931-1936) que ocupa dos balcones.

La disparidad de mensajes concentrados en un mismo edificio no ha pasado desapercibida por los viandantes y algunos se han preguntado incluso con qué cartelería va a sorprender ahora el vecino del cuarto.