El robot Da Vinci durante una operación en el Hospital de Burgos
El robot Da Vinci durante una operación en el Hospital de Burgos - ICAL

La factura del hospital: ¿cuánto cuesta cada proceso?

El gasto no baja de los 1.000 euros y puede llegar hasta los 144.000 euros de una operación de corazón

ValladolidActualizado:

Cuando se presenta un problema de salud, prácticamente siempre es necesario realizar ciertos procesos para dar con el foco del problema y acabar con la dolencia. Pruebas, días de estancia en centros hospitalarios, servicios que prestan, medicinas, etcétera. Todo esto conlleva un coste asociado, del que muchas veces no nos damos cuenta o no le prestamos atención. Pero, ¿cuánto cuesta realmente la Sanidad de Castilla y León?

Para responder a esta cuestión, el Sacyl, en el apartado de transparencia de su portal saludcastillayleon.es, ha puesto a disposición de la ciudadanía de la Comunidad dos documentos esenciales: los costes de los procesos de hospitalización media de la región por grupos relacionados por el diagnóstico (GRD) -una tabla que clasifica a los pacientes en grupos clínicamente similares, como los que han sufrido una gastroenteritis, por ejemplo, y con parecido consumo de recursos sanitarios- y los precios públicos por actos asistenciales y servicios sanitarios prestados por la Gerencia Regional de Salud.

Respecto a los gastos, el primer lugar en lo que a coste se refiere lo ostenta un trasplante cardiaco o la implantación de un sistema de asistencia cardiaca, que en Castilla y León tiene de media un coste total de 144.361 euros. Este es el proceso hospitalario más costoso en el sistema sanitario de la Comunidad, según los datos del Sacyl. A partir de ahí, el segundo en el escalafón es el de quemaduras extensas o de espesor total con ventilación mecánica más de 96 horas con injerto de piel, que asciende a algo más de 134.000 euros, 10.000 menos que el trasplante de corazón. En tercer y cuarto lugar, también superando la barrera de los 100.000 euros de coste, están la atención a neonatos con bajo peso al nacer y que hayan tenido que pasar por un proceso quirúrgico significativo.

Mínimo 1.000 euros

A pesar de las cifras tan altas en los cuatros procesos mencionados, no todos tienen tan alto precio. Sin embargo, cabe destacar que ningún proceso baja de los 1.000 euros de coste. De hecho, la hospitalización más barata que se registra en la tabla de datos es de un total de 1.010,82 euros, correspondiente a la asistencia de neonatos trasladados con menos de 5 días desde el parto y que no haya nacido en el propio centro hospitalario.

Entre las que menos cuestan se encuentran las más «habituales» o que probablemente más de uno ha tenido durante su vida. Así, encontramos casos como fracturas, esguinces o desgarros en la mano o en el pie. En ese supuesto, el precio cambia dependiendo de la edad del paciente. Si el afectado tiene menos de 18 años, el coste del proceso hospitalario asciende a un total de 1.368 euros. En cambio, si es mayor de edad, la cifra aumenta en algo más de 100 euros, hasta alcanzar los 1.475.

Otras dolencias muy usuales en estas fechas, tras las navidades, también entran dentro de la clasificación. Por ejemplo, un proceso de gastroenteritis no bacteriana en los más pequeños de la casa sale por más de 1.600 euros. Lo curioso es que en este caso, si se es mayor de edad, el proceso hospitalario sale por 300 euros menos, en total por 1.393. Y si a las comidas copiosas e indigestas le añadimos el frío que acompaña al invierno, aparecen dolencias como la bronquitis, que puede ascender a un total de 1.597 euros entre la asistencia y el tratamiento.

Uno de los procesos de hospitalización más habituales, aunque los datos advierten que han descendido mucho en los últimos años, es el de los partos. Traer a un niño al mundo por parto vaginal sin ningún tipo de complicación cuesta de media en Castilla y León 2.039 euros, mientras que si conlleva algún tipo de contratiempo aumenta hasta los 2.145.

Precios desgranados

Además de estos precios de un proceso de hospitalización al completo, la web del Sacyl también ofrece en otro apartado los precios públicos por actos asistenciales y servicios sanitarios prestados por la Gerencia Regional de Salud, incluidos en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Estos precios son los procesos desgranados, no de un proceso de hospitalización general. Así, en estos precios se denota que, por ejemplo, una persona que asista a urgencias y que luego no se la ingrese tiene un coste de 101 euros.

En el caso de las ambulancias, movilizar uno de estos transportes de soporte vital básico tiene un coste de 225,32 euros, mientras que si los vehículos utilizados incluyen soporte vital avanzado tiene un precio de 747,63 euros. Dentro de estos datos se incluyen casos especiales en los que hay que utilizar vehículos no habituales para la evacuación de un herido. Así, un transporte en helicóptero en rescates o movimientos de emergencia asciende a casi 5.000 euros.

Por último, las sesiones específicas por ciertas dolencias también tienen cifras muy diferentes. En el caso de la hemodiálisis, cada sesión cuesta 187 euros, mientras que una cita de fisioterapia baja hasta los 15,69 euros.

«Nada sale gratis»

Esta tabla pone de manifiesto que, como explica el director técnico de innovación del Sacyl, Marcelino Galindo, «todo tiene un coste; nada sale gratis en los hospitales» y cada proceso hospitalario tiene un valor diferente porque cada uno tiene sus actos médicos asistenciales definidos.

En cuanto al diferente valor que tienen unos y otros procesos, Galindo lo achaca a los distintos factores que tienen integrados. En el caso de los neonatos prematuros, «quizá necesite 3 meses de ingreso y cuidados intensivos, de UCI. O un trasplante de corazón, que requiere muchas pruebas», afirma Galindo, quien también apunta que los procesos más especiales tienen personal más específico y dedicado solo a esos pacientes.