Cofrades durante una procesión en Valladolid
Cofrades durante una procesión en Valladolid - ABC

Las cofradías confían en que los políticos «sepan respetar» la Semana Santa

Las juntas de hermandades apelan al buen criterio de los candidatos para que no apovechen los actos de Semana Santa como una forma de exhibirse ante los ciudadanos

VALLADOLID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los responsables de las juntas de cofradías de Semana Santa confían en que los desfiles procesionales no serán utilizados por los candidatos para «dejarse ver» y hacer campaña. Advierten que la presencia de políticos en los diferentes actos está perfectamente regulada por cada hermandad, si bien es cierto que siempre cabe alguna «trampilla», como que aumente la representación de una institución o que un candidato se convierta en el invitado de honor de una cofradía. En cualquier caso, la mayoría de los responsables de estas agrupaciones confían en el buen criterio de los representantes políticos y en su respeto hacia las celebraciones. Así, el presidente de la Junta de Cofradías de Ávila, Ernesto José Gómez, cree que los días de Pasión discurrirán «con bastante normalidad» con respecto a otros años, entre otras cosas porque «la presencia de políticos es inevitable, siempre ha sido así, lo tenemos asumido y serán bienvenidos». Desde León, el presidente de las hermandades, Manuel Ángel Fernández, opina que no tiene por qué haber interferencia de las elecciones en la Semana Santa. Asegura que «los cargos públicos siempre han sido respetuosos» y, en esta ocasión, «son conscientes de que se les va a mirar con lupa así que tendrán cuidado y sabrán respetar». Insiste en que todo está regulado y pone como ejemplo que en la procesión más conocida de León, la de los Pasos, organizada por los Nazarenos, no se invita a la Corporación municipal. El responsable de Palencia, Antonio Motilla, tampoco se muestra preocupado por que pueda haber una excesiva presencia de siglas políticas en las celebraciones. «Están invitados como cualquier ciudadano», señala, «y saben que son tradiciones que hay que respetar».

En Salamanca, el presidente de la Junta de Semana Santa, José Adrián Cornejo, afirma que se enfrentan a la Pasión «como todos los años» y pensando que «las elecciones no nos afectan». Aunque no oculta su temor a que «algún político» pueda utilizar las procesiones para dejarse ver, piensa más en el apoyo y su repercusión que los representantes instituciones dan a las celebraciones y mantiene que «lo importante es no mezclar las cosas».

Por su parte, el secretario general de la Junta de Cofradías de Valladolid, José Miguel Román, advierte de que la presencia de políticos en los desfiles es habitual porque ostentan una representación institucional o, en otros casos, son nombrados cofrades de honor por las hermandades. Reconoce, eso sí, que es cierto que en algún otro evento político se ha visto más presencia de cargos de lo habitual pero confía en que este año todo transcurra dentro de la normalidad. De todas formas, insiste en que las cofradías son autónomas para decidir quiénes pueden acompañar a las directivas en las plantas de procesión. En Medina del Campo, Carlos García también afirma que el protocolo está muy regulado por las Cofradías, de forma que en su localidad, por ejemplo, los cargos institucionales sólo salen en la procesión del Viernes de Dolores y el Viernes Santo.

Por último, la presidenta de Zamora, Isabel García, cree que se respetarán las celebraciones y que en ningún caso se solaparán con cuestiones electorales. Mantiene que la Pasión zamorana está lo suficientemente arraigada como para que cada uno sepa cuál es su lugar y su papel.