Mina cerrada en Villablino
Mina cerrada en Villablino - ICAL

Empieza la transición en las cuencas mineras

El Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón da vía libre a 8,5 millones en ayudas para generar 204 nuevos empleos en 22 negocios en León y Palencia

PonferradaActualizado:

El proceso de transición económica que esperan las cuencas mineras, tras el cierre definitivo de las minas de carbón y la amenaza de clausura de las térmicas, puede estar ante un primer paso para la esperanza, tras la aprobación del último reparto de subvenciones del Plan del Carbón para la implantación y el desarrollo de nuevos proyectos empresariales en esos municipios. El Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, ha dado vía libre a la concesión de ayudas que suman casi ocho millones y medio de euros, que deben contribuir a la generación de 204 nuevos empleos en 22 negocios. Puede parecer un número elevada, pero aún dista mucho de la cifra de mineros que había en un solo relevo en alguna de las compañías más potentes del difunto sector carbonero. Trece serían de nueva implantación y otros nueve, vendrían a consolidar actividades ya existentes. El grueso de las iniciativas, nueve, se desarrollarían en la comarca leonesa del Bierzo. Hay seis seleccionadas en la Montaña de León. Cuatro tendrán como escenario la provincia de Palencia. Y, finalmente, las otras tres han elegido el enclave del valle de Laciana (León).

Precisamente allí, el municipio de Villablino es el escenario donde se pretende desarrollar el proyecto más ambicioso de los que han pasado la última criba en Castilla y León. Se trata de una fábrica de cerámica, iniciativa de la empresa Ingeniería I+D+I, que se propone utilizar novedosas tecnologías para la obtención del producto y crear 52 puestos de trabajo. El alcalde del municipio, Mario Rivas (PSOE), reconoce que esa actividad abre «por fin, algo de esperanza para el valle», donde las otras dos ideas que recibirán financiación estatal se incluyen en la relación de los llamados «pequeños proyectos». El más sorprendente puede ser la Cervecería 1270 que elaborará esta bebida en las instalaciones de una antigua explotación minera, el pozo «Lumajo» de la desaparecida empresa MSP.

El segundo de los proyectos seleccionados, en orden de importancia, está promovido por la empresa Ecolive World, que quiere establecer una nave de venta de maquinaria y herramientas, además de reciclado de chatarra, en Bembibre, el segundo municipio del Bierzo. Aspira a generar 34 puestos de trabajo y consolidar el Parque Industrial del Bierzo Alto como «motor de desarrollo económico en la zona», según la aspiración expresada por su alcalde, José Manuel Otero (PP). Para Bembibre también hay fondos estatales otorgados a dos empresas ya implantadas allí y dedicadas al montaje de estructuras y al sector de la madera. El resto de los beneficiarios bercianos están vinculados a los sectores de servicios y hostelería.

Una de las plazas de Bembibre
Una de las plazas de Bembibre - ICAL

La originalidad se impone en el proyecto más destacado de los cuatro elegidos para las cuencas mineras palentinas. Una sociedad denominada Buddy Business Company percibirá ayudas si crea un negocio de turismo idiomático en español, entre Guardo y Velilla del Río Carrión. La propuesta permitiría generar 31 nuevos empleos y se uniría a otra ayuda destinada a Productos Virgen del Brezo en Santibáñez de la Peña, para consolidar su actividad de hojaldres y dulces, que supera la producción de tres millones de kilos anuales.

Industria agroalimentaria

La industria agroalimentaria también tiene protagonismo destacado en las subvenciones aprobadas para la Montaña Leonesa, donde el Plan del Carbón sonríe a pequeños negocios. En La Robla, Embutidos y Jamones Ezequiel; y en Cistierna, Quesería Picos de Europa y Selección de Productos Leoneses, especializada en la fabricación y comercialización de legumbres secas y cocidas. Otra actividad que florece en este territorio es Tecoi Corte, en Sahelices de Sabero, uno de los primeros pueblos castigados por el traumático cierre de minas. Es una industria de sistemas avanzados de procesamiento de chapa, que fabrica mesas y maquinaria de corte industrial. Además, desembarca el negocio de la biomasa, con un proyecto para Vegaquemada.

En total, el IRMC ha aprobado la concesión de subvenciones por importe de 34 millones de euros para 128 proyectos que crearán 686 empleos en los territorios carboneros de España. Si nos atenemos únicamente a las grandes iniciativas empresariales, las más potentes se desarrollarán en Puertollano (Ciudad Real), con cuatro acciones. El Principado de Asturias acumula la mayoría (18) y en las cuencas de Aragón se subvencionarán otros catorce negocios.