Un vecino de Hornillos del Camino (Burgos) se acerca a un colegio electoral para votar el pasado 26-M
Un vecino de Hornillos del Camino (Burgos) se acerca a un colegio electoral para votar el pasado 26-M - ICAL

Elecciones municipalesEl PSOE arrasa en el voto urbano y el PP mantiene su liderato en el rural

Los socialistas sacan más de 60.000 votos a los populares en la suma de las 23 ciudades con más población

ValladolidActualizado:

El Partido Socialista fraguó su victoria en las elecciones autonómicas del pasado domingo en el voto urbano de los principales municipios de la Comunidad, aunque también recuperó apoyos en los pueblos para acercarse al Partido Popular, que prolongó su hundimiento en las localidades más pobladas y mantuvo el liderato en el mundo rural aunque con menos respaldos que en comicios anteriores. Ciudadanos, por su parte, confirma que es una formación esencialmente urbanita, mientras que Vox repartió de forma más equilibrado sus apoyos entre las zonas más habitadas y las despobladas y Podemos se derrumbó en las ciudades y apenas existe en los municipios con menos vecinos.

En concreto, los socialistas superaron a los populares en más de 57.000 votos sólo en los 23 localidades con más de 10.000 habitantes de la Comunidad donde se nutrieron del voto perdido tanto por Podemos como por Izquierda Unida. La ventaja conquistada en estos feudos es superior incluso a la registrada finalmente en los resultados globales autonómicos con el PSOE aventajando al PP en poco más de 45.000 sufragios, lo que obviamente indica que la formación presidida en la Comunidad por Alfonso Fernández Mañueco sacó en torno a 12.000 en el resto de localidades de Castilla y León -las 2.225 localidades con menos residentes-. En todo caso, aunque el PP resiste su liderato en el mundo rural también sufre un importante desgaste al perder cerca de 47.000 votos respecto a los comicios de 2015 y más de 167.000 respecto a los de 2011 cuando, eso sí, Ciudadanos, Podemos y Vox no concurrían a los mismos. En cambio, los socialistas mejoran ostensiblemente sus datos al recuperar 40.000 votos cuatro años después.

Bipartidismo

En porcentajes, el partido liderado por Luis Tudanca en la Comunidad habría obtenido un 35,52 por ciento de los votos en las principales ciudades de la región (seis décimas más que su resultado en toda la Comunidad), mientras que el PP sólo acaparó el 27,56. En cambio, en el resto de Castilla y León los populares fueron los más apoyados con el 35,18 por ciento de los votos, mientras que los socialistas se situaron a escasa distancia con un 33,33%. Además del acercamiento del PSOE, los datos indican que siete de cada diez electores de las zonas rurales eligieron a uno de los dos partidos tradicionales.

De los 23 municipios de mayor tamaño, el PSOE se impuso en el voto autonómico en 17 de ellos, mientras que el PP sólo lo hizo en seis, cuatro de ellos en la tierra de Mañueco -Salamanca, Béjar, Ciudad Rodrigo y Santa Marta de Tormes- además de Astorga y La Bañeza. De hecho, los socialistas ganan en el voto urbano a los populares en todas las provincias salvo en la salmantino. Significativo es el caso de las tres localidades de más de 10.000 habitantes de Burgos, lugar de nacimiento de Tudanca, donde su partido arrasa con claridad fruto quizás de que el también burgalés Juan Vicente Herrera ya no era el número uno en la lista a las Cortes. Así, en la capital el PSOE aventaja en 10.000 votos a su principal rival, mientras que en Aranda y Miranda prácticamente los duplica, algo que sí ocurre en Soria. En Ponferrada, San Andrés del Rabanedo y Palencia también logró una ventaja sustancial, aunque en números absolutos es en Valladolid donde más distancia logra el PSOE, con casi 14.000 votos.