Unos escolares subiendo al autobús en una imagen de archivo
Unos escolares subiendo al autobús en una imagen de archivo - M. M.

Educación primará los sistemas de seguridad infantil para contratar el transporte escolar

La Junta incorporarrá este criterio en las licitaciones del próximo curso

ValladolidActualizado:

A partir del próximo curso, la Consejería de Educación primará a las empresas que cuenten con sistemas específicos de seguridad infantil en la adjudicación de las rutas de transporte escolar. La Administración no entrará a valorar qué mecanismos deben colocarse y no será un requisito obligatorio, pero sí será un criterio complementario que los vehículos que trasladan a los niños a los colegios de la región cuenten con algún método para proteger más a los menores. Entre ellos podrían estar los cinturones de tres puntos regulables en altura y la colocación de alzadores para los pequeños. Los primeros en enfrentarse a este nuevo requisito serán los cien recorridos cuya contratación debe renovarse este verano -cada inicio de curso se vuelven a contratar aquellas cuyo plazo va a concluir-.

En las 2.000 rutas escolares que existen en la Comunidad, donde viajan alrededor de 34.000 alumnos, todos los vehículos cuentan desde el año pasado con cinturón de seguridad, pero la normativa estatal no contempla que los autocares tengan que disponer de forma obligatoria de sistemas de retención infantil. En el pleno celebrado esta semana, el consejero de Educación, Fernando Rey, reconoció, tras una pregunta realizada por IU, que el actual sistema -cinturones de dos puntos en los asientos- es «efectivamente insuficiente». De ahí que Castilla y León busque ahora dar un paso más y colocarse en la «vanguardia» de esta materia junto al País Vasco, que también cuenta con este tipo de normativa.

Incidente en Valladolid

Todo ello, después de un incidente producido en un recorrido en la provincia de Valladolid, que reconoció el consejero. El pasado 28 de septiembre, en el autocar que traslada a los escolares entre las localidades de Portillo y Aldea de San Miguel una niña de tres años se quedó colgando del asiento tras un frenazo del vehículo. Afortunadamente, la menor no sufrió ningún daño, pero fue el detonante para que los padres de esos estudiantes se pusieran en marcha para revisar el estado de la seguridad infantil en las rutas.

Los progenitores se constituyeron en una plataforma que denominaron «Cinco puntos» y comenzaron con su lucha. Trasladaron el problema a la Consejería de Educación, pero también al Defensor del Pueblo y al Procurador del Común, un órgano que, según explican, ya ha reclamado a la Junta en tres ocasiones -2008, 2014 y 2018- que tome medidas. Lo que esta agrupación reclama es que se instalen mecanismos adecuados a la talla y peso de cada menor hasta que éstos lleguen al 1,35 metros de altura, algo que afectaría, en principio, a los niños de entre 3 y 12 años.

Y es que «los actuales cinturones de seguridad están diseñados únicamente para las personas adultas», explica su portavoz, María Rosario González Muñoz. Por el momento, el anuncio de la Consejería de Educación les parece «ambiguo» y consideran que, para proteger de verdad a los escolares que cada día van en transporte a sus colegios, el contar con medidas de seguridad infantil debería ser una condición obligatoria. «Si es sólo un criterio bonificable, la situación seguirá como hasta ahora», lamentó la portavoz.