Domínguez, Mayo, Contador y Plaza, favoritos en la Vuelta a Burgos

SERGIO CORRALBURGOS. La Vuelta a Burgos arranca hoy con Domínguez, Mayo, Contador y Plaza como máximos favoritos, aunque será la ascensión a las Lagunas de Neila y una contrarreloj Individual de 13,4

Actualizado:

SERGIO CORRAL

BURGOS. La Vuelta a Burgos arranca hoy con Domínguez, Mayo, Contador y Plaza como máximos favoritos, aunque será la ascensión a las Lagunas de Neila y una contrarreloj Individual de 13,4 kilómetros la que decida el vencedor final de esta vigesimoséptima edición.

Un total de 144 corredores, repartidos en 18 equipos, tomarán la salida hoy en una prueba que finalizará el jueves después de recorrer 672,5 kilómetros y superar diez puertos de montaña, seis de ellos de Tercera Categoría, uno de Segunda, dos de Primera y otro de Categoría Especial. En el pelotón destaca la presencia de otros nombres propios aparte de los ya mencionados como es el caso de José Iván Gutiérrez (Illes Balears), Carlos Castaño (Kaiku) -vencedor de dos etapas y de la regularidad en la vuelta del año pasado-, José Joaquín Rojas (Astana), Pedro Horrillo (Rabobank), Eladio Jiménez (Comunidad Valenciana), Ángel Edo y Francisco Cabello (Andalucía), García Quesada (Unibet.com) y Jan Hruska (3 Molinos Resort).

Entre los 18 equipos participantes esta edición de la ronda burgalesa destaca la presencia de seis de categoría UCI ProTour, como es el caso de los españoles Illes Balears, Euskaltel Euskadi, Saunier Duval y Astana; del Mirlan italiano y del Rabobank holandés. Los doce equipos restantes se completan con la participación de los españoles Kaiku, Comunidad Valenciana, 3 Molinos Resort, Relax Fuenlabrada y Andalucía Paul Versan; los belgas Chocalade Jacques, Unibet.com y Landbouwkrediet-Colnago; así como los italianos del Acqua Sapone y Team Androni Giocattoli, todos ellos de categoría Continental Profesional, y con el Nicolás Mateos y el burgalés Viña Magna-Cropu, de categoría Continental, que este año debutan en profesionales.

Como en años anteriores, una contrarreloj individual, en este caso de 13,4 kilómetros con salida y llegada en Lerma, y la tradicional subida a las Lagunas de Neila, a las que se ascenderá desde Quintanar, volverán a marcar el devenir final de la Vuelta a Burgos. Los primeros 178 kilómetros de esta edición, con salida en Briviesca y llegada en Medina de Pomar, darán paso a la segunda etapa que, bajo la denominación de Ribera del Duero, saldrá de Aranda de Duero y llegará a Roa, después de haber recorrido 158 kilómetros. La última etapa de esta XXVIII edición de la Vuelta a Burgos saldrá de Miranda de Ebro y tras recorrer 174 kilómetros llegará hasta la Avenida de la Paz.