El joven llamó a su padre en lugar de al 112 para que la trasladara al hospital
El joven llamó a su padre en lugar de al 112 para que la trasladara al hospital - ICAL
Sucesos

Detenido el joven que causó la muerte de su novia en un accidente cerca de Medina de Rioseco

El sospechoso dio positivo en drogas y llamó a su padre en lugar de al 112 para que la trasladara al hospital

VALLADOLIDActualizado:

Un presunto delito de homicidio por imprudencia se produjo la noche del pasado martes en la salida de Medina de Rioseco al volcarse y salirse de la calzada un turismo. El conductor, de 32 años y su novia de 22, circulaban los dos sin el cinturón de seguridad abrochado. Al producirse el accidente, la joven salió disparada del vehículo y perdió la vida minutos después de llegar al centro de salud de la localidad, donde fue trasladada por un familiar del conductor, Nicolás B., quien en lugar de llamar al servicio de emergencias -112-, llamó a su padre para que la trasladasen al centro de salud.

La Guardia Civil ha situado la hora del accidente ocurrido en el kilómetro 3,218 de la carretera VA-920, a las 22:10 y el 112 recibió el primer aviso a las 22.52. Los sanitarios del ambulatorio de Rioseco fueron los que avisaron de que les habían llevado en un turismo particular a una joven que presentaba lesiones muy graves para reclamar la asistencia de una UVI móvil. La ayuda no llegó a tiempo y los médicos que atendieron a la chica lo único que pudieron hacer fue confirmar su fallecimiento en el centro asistencial, según publica El Norte de Castilla.

Después de lo sucedido, la Guardia Civil comenzó a investigar el accidente mortal, identificando al conductor y sometiéndole a las pruebas de alcohol y drogas, dando este positivo en la segunda. Debido a estos hechos, se considera que el joven podría haber cometido un delito contra la seguridad vial, además de un homicidio imprudente.

Los investigadores se desplazaron al lugar del accidente y allí confirmaron que todo apunta a que el turismo en el que viajaba la pareja en sentido hacia Tamariz de Campos se salió de la calzada por el lado izquierdo al tomar una ligera curva hacia la derecha antes de volcar. En el lugar de los hechos no había marcas de frendada en la calzada, lo que indica un posible despiste del conductor, sumado a un posible exceso de velocidad, según apuntaron ayer fuentes de la investigación.

La Guardia Civil, una vez investigados los hechos, detuvieron al contuctor, Nicolás B., como autor de dos delitos: contra la seguridad vial y homicidio imprudente. El joven ha sido puesto en libertad con cargos después de prestar declaración y ahora está a la espera de comparecer ante el juez de instrucción.