Decenas de vehículos atrapados en la autopista de Asturias y en San Isidro por las fuertes nevadas

Decenas de vehículos atrapados en la autopista de Asturias y en San Isidro por las fuertes nevadas

El temporal que azotó León sorprendió a muchos esquiadores que no pudieron abandonar la estación de esquí

MONTSE SERRADOR | VALLADOLID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La provincia de León se vio ayer azotada por un fuerte temporal de nieve que causó estragos en las carreteras de la provincia, cerrando puertos de montaña y haciendo obligatorio el uso de cadenas en numerosos tramos. La nieve arreció con tal fuerza que en la tarde noche de ayer se hizo necesario cortar la circulación en la autopista AP-66 (Campomanes-León) que une León con Asturias, entre el kilómetros 143 y el 88.

Según informaron a ABC fuentes del Centro de Gestión de Tráfico de Castilla y León, en la citada autopista a las nueve de la noche había retenidos 90 vehículos a la altura del kilómetro 98, en Barrios de Luna. Otro centenar de vehículos se encontraba retenido en el peaje de La Magdalena, de la misma autopista. De esta forma, la comunicación entre León y Asturias se hacía anoche especialmente complicada, ya que la otra vía de acceso, el puerto de Pajares, también se encontraba cerrado al tráfico.

Otro punto conflictivo en la provincia de León se situaba anoche en el puerto de San Isidro, donde medio centenar de vehículos, según Tráfico, también se vieron obligados a interrumpir el tráfico. Algunos de ellos fueron esquiadores que se vieron sorprendidos en la estación de esquí de San Isidro y que no pudieron regresar a sus puntos de origen. Un hostelero de la zona reconoció a ABC que «algunos coches han tenido dificultades para bajar y se han quedado porque nieva mucho y la tempestad es fuerte».

También en la N-630

En otra carretera, la N-630 que une Gijón con Sevilla, a la altura de La Robla entre los kilómetros 125 y 140, en las inmediaciones del municipio de Cuadros, alrededor de 40 vehículos se han visto obligados a interrumpir su circulación.

En conjunto, en la Comunidad Autónoma, la nieve mantenía anoche cerrados doce puertos de montaña, obligaba a utilizar cadenas en otros once y estaba presente en 31 carreteras de todas las provincias de la Comunidad, con excepción de Palencia, Segovia y Valladolid, según la información que maneja la Dirección General de Tráfico.

Puertos cerrados

Así, en la provincia de León permanecían cerrados los puertos de Vegarada, La Magdalena, Ventana, Leitariegos, Somiedo, Cerredo, Fonte da Cova, Monteviejo, Pando y Las Señales. Tampoco se podía circular por los puertos de Orduña, al norte de la provincia de Burgos, donde las dificultades iban aumentando a medida que llegaba la noche, y el de Santa Inés en la provincia de Soria. También estaba cerrada al tráfico la AV-932 a su paso por Santiago de Collado en Ávila ni por la CP-4 en La Hoya, Salamanca.

En cuanto a los puertos de montaña que precisaban cadenas para circular, en la provincia de León se encontraban Portelo, Picones, San Glorio, Piedrafita de Babia, Pontón, Aralla y Pajares. En Burgos, El Cabrío y La Mazorra y en Palencia Las Portillas y Piedrasluengas.

Por lo que se refiere a las carreteras con nieve, se encontraba, en la provincia de Ávila, en la N-501 en Aveinte; en la A-51 a su paso por la capital; en la N-110 en Casas del Puerto de Villatoro; en la CL-505 en El Herradón; en la AV-932 en la Herguijuela; en la N-502 a su paso por Megamuñoz; en la AV-941 en Navarredonda de Gredos; en la AV-501 en Las Navas del Marqués; en la N-110 en Ojos Albos; en la N-110 en Tornavacas; en la AV-900 en Riofrío; en la N-502 en Solosancho y en la N-403 en Tornadizos de Ávila.

En Burgos la nieve dificultaba la circulación por la CL-629 y en la N-629 en Bercedo y en la N-232 en Soncillo. En la provincia de León, había nieve en la CL-626 en Rioscuro; en la N-630 en La Robla; en la CL-626 en Sena de Luna; en la A-6 en Vega de Valcarce y en la misma carretera en Villagatón; en Salamanca el hielo estaba presente en la SA-203 en El Cabaco; y la CP-4 en La Hoya, que está cerrada a la circulación.

Por su parte, en la provincia de Soria había que extremar la precaución en la N-234 y N-111 a su paso por Almazán; en la CL-116 en El Burgo de Osma; en la CL-117 en Covaleda; en la A-2 a su paso por Medinacelli; en la SO-820 en Valdeavellano de Tera; en la N-122 en Villaciervos; y por último, en Zamora en la A-52 y en la N-525, ambas a su paso por Requejo.

La Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León mantenía el nivel naranja de alerta por(nieve en las provincias de Burgos, Ávila, León, Palencia, Segovia, Soria y Salamanca, con acumulación de hasta 22 centímetros en la Cordillera Cantábrica, una predicción válida hasta las 24:00 horas de hoy.