El ministro de Cultura, ayer en los yacimientos de Atapuerca
El ministro de Cultura, ayer en los yacimientos de Atapuerca - F. O.

Cultura convocará la comisión sobre el Archivo para cumplir el fallo del Supremo

Guirao dice que hay que esperar a que haya Gobierno e insiste en que «es un problema técnico y no político»

BurgosActualizado:

El ministro de Cultura, José Guirao, cree que los papeles del Archivo de Salamanca son «un problema técnico, no de baja política». Asegura que lamenta que se politice «de muy mala manera» un asunto que, en su opinión, solo consiste en cumplir la ley y hacerlo con la técnica.

Tras la última sentencia del Tribunal Supremo, Guirao insiste en que lo único que se indica en la resolución es que «hay que cumplir la ley, en este caso la Ley de Memoria Histórica, que guste más o menos está en vigor». No obstante, reconoce que no se avanzará nada hasta que se conforme el nuevo Gobierno de España. Será entonces cuando se convoque la Comisión de Seguimiento que acordaron la Generalitat y la Junta de Castilla y León con el Ministerio de Cultura y el entonces alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. «El Tribunal Supremo lo único que ha dicho es que hay que cumplir la ley», recalca Guirao.

«Modelo a seguir»

El ministro, en funciones igual que el resto del Gobierno, visitó ayer los yacimientos de Atapuerca, que no conocía en persona. Insistió en que Atapuerca es «el mejor ejemplo» y «un modelo a seguir» tanto en investigación, como en difusión del conocimiento y financiación. Incluso consideró que este modelo se debería extender en España, tanto a la investigación como a la puesta en valor del patrimonio. Acompañado por dos de sus codirectores del equipo investigador, Eudald Carbonell y José María Bermúdez de Castro, y el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio Miguel Méndez Pozo, Guirao destacó la complejidad de los trabajos que se realizan en estos yacimientos, mucho mayor que la que se da en yacimientos históricos, donde puede haber algún gran hallazgo, aunque lo fundamental y el marco ya se conoce.

«En yacimientos como los de Atapuerca se va aprendiendo según se va excavando, lo que es más complicado y delicado y requiere trabajar con una suma de investigación, una buena metodología y alta calidad de los investigadores y los proyectos, porque un error puede suponer perder un dato para siempre», señaló el ministro.

Destacó también los esfuerzos que se realizan en Atapuerca para que los resultados de la investigación tengan la máxima difusión. Además, insistió en que el modelo de financiación de Atapuerca, que combina aportaciones de las administraciones públicas y de empresas privadas «es necesario que se promueva más en España».