Localidad leonesa de Matarrosa del Sil, en la cuenca minera del Bierzo
Localidad leonesa de Matarrosa del Sil, en la cuenca minera del Bierzo - ICAL
Economía

Las cuencas mineras pierden 150 millones en ayudas por la falta de empresas dispuestas a invertir

«El PSOE ha enterrado la minería con prejubilaciones y sin alternativas», denuncia la portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos

ValladolidActualizado:

La portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, mostró ayer muchas dudas sobre las opciones que para las cuencas ofrece el plan firmado por el Gobierno central, los sindicatos y Carbunión para el desarrollo sostenible de las comarcas mineras hasta 2027, dotado con 250 millones de euros en los cinco primeros años. Y es que, advirtió, las ayudas para la reindustrialización «ya existían», pero «todavía no es han usado porque no se han encontrado» iniciativas dispuestas a asentarse en esos territorios. «No sé por qué ahora piensan que en dos meses va a haber empresas suficientes que suplan la minería», cuestionó la también consejera de Agricultura.

Según dijo, a través del Plan del Carbón existían 150 millones de euros en ayudas con el mismo fin que los 250 millones puestos ahora sobre la mesa, pero «no se han ejecutado» y «no se han aprovechado». Algo que, dijo, es «responsabilidad de todos y de nadie». «No se han podido gastar porque no ha habido empresas dispuestas a invertir con carácter inmediato» en las cuencas, reconoció Marcos. «Si 150 millones no se han gastado, por qué ahora se van a gastar 250 en dos meses», cuestionó la portavoz, quien incidió en que «hace falta tiempo» para poder reactivar estas zonas tras el fin del carbón.

Respecto al Acuerdo Marco para una Transición Justa de la Minería del Carbón y Desarrollo Sostenible, la portavoz del Ejecutivo regional, Milagros Marcos, censuró que llegue plagado de «generalidades y ambigüedades» y señaló que con él el PSOE «ha certificado» que «ha enterrado la minería en Castilla y León». Y es que, alertó, en ese texto «queda» por saber «cómo pretenden» mantener la actividad económica en las cuencas «sabiendo» que en dos meses se cierran las minas. «No dudamos» sobre las voluntades, «pero queremos saber» de qué manera se logrará, reclamó ayer la portavoz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

«Que digan cómo»

Marcos fue especialmente crítica con que la opción planteada sean prejubilaciones, «pero no se está hablando» de actividad económica. Algo, advirtió, que se debería «garantizar» con una transición energética justa que es la que ha defendido la Junta de Castilla y León. «Que nos digan cómo lo van a hacer, cuántas empresas se van a instalar», demandó la portavoz de la Junta, quien recordó que ya con el Gobierno del Partido Popular existían ayudas al cierre encaminadas hacia una alternativa «justa y transitoria», con la vista puesta en el horizonte de 2030, el plazo marcado por la Unión Europea para evolucionar hacia una la producción de energía a través de fuentes menos contaminantes, pero con un hueco para el carbón en el mix, al igual que se pretende hacer en otros países del entorno comunitario.