M. ÁLVAREZ

Cuatro años de prisión para el exalcalde del pueblo más endeudado de España

La Audiencia de Zamora condena al exregidor de Peleas de Abajo por un delito continuado de malversación de caudales públicos

ZamoraActualizado:

La Audiencia Provincial de Zamora ha condenado a cuatro años de prisión al exalcalde de Peleas de Abajo (Zamora) Marcelo Jurado como culpable de un delito continuado de malversación de caudales públicos por cobrar dietas sin justificar por valor de más de 14.500 euros. Mientras el exregidor ocupaba el cargo, el municipio era el que tenía mayor deuda por habitante de España.

La sentencia de la Audiencia Provincial, a la que ha tenido acceso Efe y contra la que cabe recurso, impone una pena para Marcelo Jurado de cuatro años de prisión y ocho de inhabilitación especial para cargo o empleo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo.

Condena también al exalcalde a indemnizar al Ayuntamiento del municipio con 14.559,51 euros, además de a satisfacer los intereses legales correspondientes, después de que el jurado popular declarara culpable al exregidor tras la vista oral celebrada el 9 y 10 de julio.

El fallo impone una pena de tres años de prisión y cinco de inhabilitación especial para cargo o empleo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo para el otro acusado, Bernardo Prieto, exconcejal y extesorero del Ayuntamiento, como cooperador necesario de un delito de malversación.

El jurado entendió probado que el exalcalde de Peleas cobró 14.559,51 euros «sin justificación causal por documental alguna, a pesar de la obligación legal que tenía de acreditar que el importe de dichas cantidades respondía a las necesidades municipales», informa Efe.

Además, considera probado que el otro acusado «participó de forma esencial y necesaria» en la comisión de los hechos y que sin su participación «no hubiera podido desplegarse la actuación de Marcelo Jurado», al ser necesaria su firma para el cobro de talones.

Contra esta sentencia se puede interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León.

Los abogados de la defensa anunciaron su intención de recurrir la sentencia condenatoria en el momento en el que el jurado popular hizo público el veredicto de culpabilidad para los dos acusados