Cuadrado Lomas en una imagend e archivo en su taller de Simancas (Valladolid)
Cuadrado Lomas en una imagend e archivo en su taller de Simancas (Valladolid) - F. HERAS

Cuadrado Lomas renuncia al Premio Castilla y León de las Artes al no estar remunerado

«Si no tienen dinero, que suspendan el premio y que no lo convoquen», subrayó el pintor vallisoletano

ValladolidActualizado:

El pintor vallisoletano Félix Cuadrado Lomas, galardonado ayer jueves por unanimidad con el Premio Castilla y León de las Artes 2017, ha anunciado esta tarde que ha decidido renunciar al galardón, tras constatar con el secretario del jurado, Carlos Travesi, que el reconocimiento no conlleva remuneración económica.

«Pregunté si antes daban remuneración y me dijeron que sí, pero que desde hace cinco años no. Entonces pregunté causa y razón y me dijeron que por la crisis. Pero se están dando subvenciones a cualquiera para nada. ¿Dónde queda aquí la cultura? Si no tienen dinero que quiten el premio, que lo suspendan por falta de economía y quedan como Dios, pero que no organicen un premio sin remuneración, y más si antes sí la tenía», ha explicado.

«Los demás premiados que hagan lo que les dé la gana, pero yo, como castellano que soy, por naturaleza, me acojo a fuero de castellano: digo lo que pienso, y al pan pan y al vino vino. Que suspendan el premio, pero que no hagan el ridículo, porque entonces me siento discriminado, por no aludir a términos mayores que recoge la Real Academia de la Lengua. ¿Por qué a los otros sí y a mí no?», ha reflexionado.

En su domicilio y taller en Simancas, el pintor, que ha capturado como pocos la esencia del paisaje castellano, se cuestionaba: «¿Cómo voy a admitir yo, a mis 88 años, que me dan el premio tardíamente ya, este agravio comparativo? A mí no me interesa. No me interesan los premios. Yo no soy hombre de premios, ni de concursos. Mi trabajo lo hago calladamente aquí».

«Para qué quiero yo un premio que no me sirve para nada, y además ya está concedido. Es un error grande de ellos. Que digan: ‘No convocamos los premios’, porque no se puede convocar y a unos habérselo pagado y a otros de cinco años para acá nada. Soy castellano, lo que pienso lo digo. Lo que no puedo hacer con los años que tengo es el tonto», ha concluido.