Tapar o no tapar al Cristo
El alcalde de Medina del Campo junto al escultor, Ricardo Flecha y el presidente de la Junta de Semana Santa, Carlos García - PATRICIA GONZÁLEZ

Tapar o no tapar al Cristo

En el museo de Medina del Campo se exhibirá sin paño pero en la calle desfilará tapado

I. F. BARBADILLO
Valladolid Actualizado:

«Cristo en brazos de la muerte» es el nombre de una talla sacra que muestra al hijo de Dios como este le trajo al mundo: desnudo. Nada tiene de raro cincelar los atributos de Jesús, que las escuelas de la imaginería española, y también europea, de los siglos XVI y XVII plasmaron de forma prolija, obsesionadas por alcanzar la perfección en la representación de la anatomía humana. Sin embargo, en Medina del Campo (Valladolid) se ha armado una buena, no por la talla en sí misma, sino por la decisión de esconder bajo un manto de pureza lo que muchos denominan las «vergüenzas», informa El Norte de Castilla.

El hecho ocurrió hace unos días durante la inauguración del centro museístico San Vicente Ferrer, que dedica un amplio apartado a la Semana Santa de Medina y que será sede permanente de la polémica obra del autor zamorano Ricardo Flecha, que la esculpió a petición del Ayuntamiento y de la Junta de Semana Santa de la localidad. Lo más curioso del asunto reside en que la escultura se había presentado en público una semana antes en todo su esplendor y naturalidad.

Pero la asistencia a la apertura del museo de un nutrido puñado de autoridades civiles y eclesiásticas, incluido el arzobispo emérito de Sevilla, el cardenal Carlos Amigo, y la supuesta concentración de medios de comunicación, hizo que la Junta de Semana Santa decidiera cubrir los genitales de Cristo con una tela ocre satinada.

Esa circunstancia se producirá el próximo 9 de abril, cuando 'Cristo en brazos de la muerte' procesione por las calles de Medina junto a los ocho pasos de las cofradías y una imagen de San Vicente Ferrer. Junta de Semana Santa, Ayuntamiento y escultor han pactado que la talla volverá a lucir un perizonio (el paño) para no desentonar con la solemnidad y el decoro de la procesión. Más información en nortecastilla.es