El TC corrige al TSJ y condena a Tudor por los despidos durante las huelgas

El Tribunal Constitucional ha anulado parcialmente una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que consideraba que el despido de tres trabajadores de la empresa Metalúgica Gormaz, ubicada en Soria, no estaba relacionado con las movilizaciones programadas por los empleados durante la negociación del convenio colectivo en 1996.

I. R. T.
Actualizado:

VALLADOLID. Los hechos ocurrieron en 1996. Corría el mes de octubre y la plantilla de Tudor, en pleno proceso de negociación del convenio colectivo, había convocado varias jornadas de huelga. Por aquel entonces, la empresa, alegando causas económicas, despidió a tres trabajadores, a los que readmitiría a los pocos días con la condición de que se suspendieran las movilizaciones; contrató a ocho obreros más para sustitiuir a los trabajadores en huelga y decretó el cierre patronal. Los representantes de los trabajadores entendían que se estaba violando la libertad sindical y recurrieron a los tribunales. El juzgado de lo Social de Soria no les amparó.

Recurrieron al TSJCyL, que sólo apreció irregularidad en el cierre patronal por considerarlo «contrario al derecho de huelga». El TSJ dijo entonces que había «causas económicas» que justificaban los despidos. El Tribunal Constitucional dice ahora que sí hubo vinculación entre los despidos y la huelga aunque no se pronuncia sobre la reclamación de 12.000 euros que solicitaban los demandantes. El TC no considera ilegal la contratación de refuerzos durante las huelgas.