Equipo de la película «Tu hijo»
Equipo de la película «Tu hijo» - ICAL

Coronado encarna a un padre en caída libre hacia «los infiernos» en «Tu hijo», película que abre la Seminci

El filme de Miguel Ángel Vivas cosechó aplausos en su primer pase en Valladolid

Actualizado:

Arrancó la 63 Semana Internacional de Cine de Valladolid y lo hizo con intensidad, de la mano del cineasta sevillano Miguel Ángel Vivas, que en su nueva y crudísima película, «Tu hijo», deposita toda la carga de la historia sobre los hombros de Jose Coronado, un actor en estado de gracia. En esta ocasión, encarna a «un hombre absolutamente normal, que se ve abocado a bajar a los infiernos y meterse en la oscuridad», según afirmó el propio actor, después de que su hijo reciba una brutal paliza en las afueras de una discoteca.

En tiempos en los que la opinión pública de toda España tiene fijados a fuego sucesos como el caso de Marta del Castillo o el de La Manada (aunque Vivas aclaró que lleva «seis años con esta historia en la cabeza»), el director pone con su película el foco del debate en las víctimas colaterales de la violencia sin control que atenaza a la juventud. Los padres, en este caso el padre, es el epicentro del relato, y deambula por la ciudad enclaustrado en su coche-caparazón, intentando de alguna manera conseguir comprender qué ha sucedido para que la vida de su hijo, un chico «ejemplar», se esté yendo por el sumidero.

Pol Monem, que encarna a Marcos, el hijo del protagonista, señaló que su personaje «es un chico que casi empieza su vida, y de repente recibe una paliza que le deja en coma». «Todo lo que aparece del personaje después de ese momento es mejor no desvelarlo, pero es un hijo educado por sus padres, reflejo de esa educación, y uno de los temas que trata la película es cómo los pecados de los padres son también los pecados de los hijos. La agresividad está muy presente en el guion y creo que es bueno que hagamos introspección después de ver la película como hombres», afirmó.

En clave de thriller, y demasiado explícita por momentos, la película tiene fuertes reminiscencias de «Taxi Driver» en su primera hora de metraje, como reconoció el propio cineasta, con Coronado como ángel justiciero recorriendo las calles, a la búsqueda de culpables desde su coche. Acostumbrado a lidiar con el dolor ajeno por su oficio de cirujano, el protagonista se verá envuelto en un mundo ajeno, que no controla y que no comprende, donde la moral no existe y la oscuridad se hace cada vez más intensa.

El equipo al completo del film quiso respaldar el estreno en Valladolid del film, elegido como película inaugural, y en el encuentro con los medios Coronado señaló que su personaje «es el espectador». Según apuntó, «Tu hijo» «es una pequeña gran película, muy valiente, desnuda y sin artificios, que pone encima de la mesa muchos temas que nos atañen a todos. Es un fiel reflejo de la sociedad que vivimos, donde se manifiesta la incomunicación entre padres e hijos. Los hijos viven pendientes de sus móviles, los padres para ganar dinero, pero no se conocen, y quien crees que es tu hijo a lo mejor no tiene nada que ver».

El actor explicó que su personaje «es un hombre perdido, un perdedor que no sabe moverse en esos terrenos, en esas noches, con esa juventud, y que se deja llevar. La ley no llega donde él piensa que debe llegar y lo único que le vale es su propia ética». «Es una película que no te deja indiferente y que, al final, le devuelve al espectador la pregunta: ¿Tú que hubieras hecho? Y está claro que por un hijo puedes llegar a hacer cualquier cosa», deslizó antes de apuntar que «tiene muchos tintes de thriller».

Por su parte, Miguel Ángel Vivas agradeció al productor Enrique López Lavigne que le animara y permitiera «hacer la película que quería» y encontrarse a sí mismo como director. «Para mí la película parte de una idea de algo que no me gusta: es la historia de un hombre equivocado, porque el mundo está equivocado. Somos responsables de los que viene después, de nuestros hijos y de la siguiente generación, y exigimos, exigimos, pero no damos», lamentó.

Él subrayó que, a través del uso de los desenfoques, han querido plantear «una película muy psicológica», entrando «en el estado mental de ese personaje». «La película eran los ojos de Jaime, y Coronado me ha regalado un Jaime como yo no podía ni imaginármelo», agradeció.

Vivas destacó que «las mujeres, sus voces, son las que de verdad tienen algo que decir» en el relato, en alusión principalmente a Ester Expósito (que interpreta a la exnovia del joven) y Asia Ortega (la hermana de la víctima), que según apuntó ella misma es «la conciencia olvidada en la película». «El propio espectador deja de lado a los verdaderos protagonistas de la historia. Y ese silencio, ese no escuchar, sigue existiendo», afirmó al respecto el cineasta.