ICAL

Continúan subiendo las temperaturas a pocas horas de que llegue la ola de calor a Castilla y León

Las provincias de Soria y Burgos alcanzarán ya este miércoles los 38 grados, por lo que se ha activado la alerta amarilla

ValladolidActualizado:

Toda Castilla y León está desde este martes en riesgo por los efectos en la salud de las altas temperaturas, y eso que ola de calor no llegará hasta el jueves, con Burgos, Valladolid, Palencia, Salamanca y Soria en nivel medio y el resto bajo, según el mapa publicado por el Ministerio de Sanidad.

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad, Juan Pablo Álvarez, ha detallado este martes a Efe que hay un aviso especial en Castilla y León a partir del 26 por altas temperaturas y la entrada de aire muy cálido de África, acompañado de polvo.

Esa entrada, unida a que ya hay una masa muy caliente con días largos y cielos despejados en los que no se regenera el aire y el sol calienta hace que a partir del jueves haya aviso amarillo, el de menor riesgo, por temperaturas de más de 36 grados en Palencia, Valladolid, Ávila, Burgos, Soria y Segovia, que se extenderá al resto los días siguientes. Ya este miércoles se activará este aviso en dos provincias, Soria y Burgos.

La previsión es que la ola de calor continúe el fin de semana hasta el lunes 1 de julio, cuando se espera, aunque con cierta incertidumbre, que bajen un poco las temperaturas y alguna tormenta.

Y el fin de semana el aumento de temperaturas irá acompañado de lo que se conocen como noches tropicales, esto es que los termómetros no bajarán de los 20 grados, en principio en las provincias del este y luego las del oeste.