La consejera Verónica Casado, durante el último pleno de las Cortes
La consejera Verónica Casado, durante el último pleno de las Cortes - ICAL

La consejera Casado probará los menús de los sanitarios para chequear su calidad

Responsables de Sacyl se reúnen con al empresa Vitarest a raíz de las quejas de los profesionales

Valladolid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Comprobar de primera mano la calidad de la manutención de la línea fría que se sirve a los profesionales de guardia en los Puntos de Atención Continuada y Servicios de Urgencia de Primaria. Con ese objetivo responsables de la Consejería de Sanidad -probablemente su máxima representante, la consejera Verónica Casado- probarán en los próximos días alguno de los menús que la empresa de catering Vitarest sirve a los sanitarios tras las denuncias que estos mismos han protagonizado desde que el pasado viernes.

Lo hará desplazándose a algunos de los centros en los que se sirve esta manutención y después de que ayer la directora general de Profesionales, Mercedes Pérez de Miguel, y el gerente regional de Sacyl, Manuel Mitadiel se reuniera con responsables de la firma adjudicataria para conocer las condiciones de calidad y seguridad con las que se está prestando el servicio, según pudo conocer ABC de fuentes de la Consejería de Sanidad.

El paso dado por el departamento que dirige Verónica Casado responde a las críticas vertidas por los propios profesionales, que desde que abrieran este pasado sábado en la plataforma Change.org una campaña en favor de una dieta sana en la atención continuada acumula en sólo tres días casi 3.000 firmas. Denuncia que ha tomado fuerza por el respaldo de los sindicatos, que además de calificar de «verdadera vergüenza» y «bofetada» para el personal sanitario de Sacyl lo ocurrido con los menús precocinados, exigen que se rescinda el contrato con la firma de catering y se vuelva al sistema que los profesionales tenían antes de 2012 en que fue suprimido, mediante acuerdos con restaurantes locales y un procedimiento de vales.

«Indignación»

Ayer, era la organización sindical Csif quien se unía a la petición de Satse y UGT. Además de sumarse a las exigencias de los anteriores, el sindicato señalaba que espera que la nueva consejera y el Gobierno regional -el pliego de condiciones del servicio fue promovido por la anterior Consejería de Sanidad- «en aras de la transparencia, de la que hacen gala, tomen cartas en el asunto de una forma clara y contundente, rectifiquen y se vuelva al anterior sistema de vales de menús, que garantiza unos alimentos más saludables y, además, se potencia la economía local». «Tras años de litigios conseguimos recuperar la manutención en las jornadas de guardia, y ahora nos encontramos con esta situación», se quejó el presidente del sector autonómico de Salud en Csif Castilla y León, Juan Carlos Gutiérrez-Rodilla, quien trasladó su «indignación» por la baja calidad de los alimentos que han recibido como menú, «precocinados, con ingredientes poco saludables como aceite de palma, e incluso algún lote caducado».

También la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm) se sumó ayer a las críticas y exigió a la Consejería de Sanidad una respuesta «contundente» y una manutención «saludable» y de calidad al personal médico y de enfermería de Atención Primaria y Emergencias de la Comunidad. Además, el sindicato aseguró que ya avisó en agosto de sus dudas sobre el catering elegido.

En su contestación, la Consejera les trasladó que tenían que estar tranquilos porque la empresa que iba prestar el servicio ya lo hacía en otras comunidades y que no había riesgo, además de asegurarles que iban a vigilar y hacer un seguimiento. «Es evidente que esa labor de vigilancia no se ha hecho, ha habido un absoluto desinterés por la forma en que se iba a realizar e, incluso, cierta negligencia en la implantación de la manutención», denunciaron. Por todo ello, CESM exigió explicaciones y en caso de demostrarse que las irregularidades que se han denunciado son ciertas, se proceda a la rescisión inmediata del contrato.

Por lo pronto, la denuncia pública llegará a las Cortes de Castilla y León de la mano del Grupo Socialista y de Podemos, que han registrado una serie de preguntas y han pedido a la Consejería de Sanidad el contrato con la empresa adjudicataria, perteneciente a la entidad de restauración Compass Group, aunque los menús se realizan en Palencia, para investigar el tipo de acuerdo al que se llegó.

Para ambas formaciones políticas, la medida establecida por el departamento de Verónica Casado de habilitar un correo para recibir las quejas «sin que se promuevan soluciones rápidas y eficaces», era «insuficiente». Quizá por ello, los responsables de esta Consejería, en manos de Ciudadanos, hayan decidido mover ficha y dar el siguiente paso, y además de reunirse con los responsables de la empresa, comprobar de primera mano la calidad de las comidas, así como sus garantías de seguridad.

No a pleitear

No obstante, este mismo lunes, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, señaló que desde el Gobierno regional no se es partidario de pleitear para rescindir el contrato con la adjudicataria del servicio de manutención si no hay carga de la prueba, ya que consideró que bastantes pleitos han perdido ya las anteriores Consejerías de Sanidad. Desde el departamento de Verónica Casado se recuerda a los profesionales que a través de una aplicación informática pueden optar a menús caseros -de línea fría- y no precocinados. Según fuentes de la Consejería de Sanidad, la petición de estos «platos» puede realizarse desde 30 días hasta seis antes de la guardia y disponen, además, de tres tipos de menús combinables. «De seis días a 24 horas antes pueden pedir una ‘minicarta’ y para las últimas 24 horas, el de emergencia».

Según estas mismas fuentes a partir de datos recabados por la empresa, algo más del 50 % de los profesionales se anticipan y recurren a la aplicación informática. Respecto al pasado fin de semana en el que se desató la polémica -del 13 al 15 de septiembre-, la empresa indica que recibió unas 400 peticiones en las 24 horas anteriores, de los alrededor de 2.700 servicios que realizó.