El conductor investigado multiplicó casi por nueve el máximo permitido
El conductor investigado multiplicó casi por nueve el máximo permitido - EFE

Un conductor da casi nueve veces más del límite permitido en la prueba de alcoholemia

El hombre, que llevaba un vehículo articulado y sufrió un accidente en Burgos, está investigado por un presunto delito contra la seguridad vial, tras arrojar 1,29 y 1,26 miligramos en aire espirado

BurgosActualizado:

Casi por nueve el máximo permitido. Es lo que ha arrojado un conductor de un vehículo articulado al someterse a la prueba de alcoholemia. 1,29 y 1,26 miligrados por litro de aire espirado es lo que ha dado, lo que supone casi nueve veces más que el límite de 0,15 que rige para este tipo de conductores.

Los hechos ocurrieron este jueves, cuando el conductor, que está siendo investigado por esto, sufrió un accidente en el kilómetro 251,400 de la carretera N-I. Fue sobre las 13.20 horas, cuando cochó con el vehículo que conducía -una cabeza tractora con semirermolque- contra una furgoneta que se encontraba parada por imperativos de la circulación en su carril. A consecuencia de este impacto, la furgoneta fue deplazada, gopeando a un tercer vehículo -un semirremolque-, enganchaa a otra cabeza tractora también parada por motivos del tráfico.

Como consecuencia del accidente, dos personas tuvieron que ser atendidas en un centro hospitalario con pronóstico leve, registrándose, además, daños materiales en los vehículos implicados. En el lugar, los agentes practicaron la prueba de alcoholemia a los conductores y el resultado de la realizada al conductor del camión que provocó el primer choque fue positivo.

Por ello, M.H.C.G., de 49 años, está investigado por el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Las diligencias instruidas serán entregadas en el Juzgado de Instrucción número 4 de Burgos.