Sucesos

Condenado a 37 años de prisión por matar a su novia y a la hija de ésta y tirar sus cadáveres a un pozo en Zamora

Los restos fueron hallados cinco meses después de los asesinatos

MadridActualizado:

La Sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid acaba de condenar a R.A.R. a 37 años de prisión por asesinar a su novia y a la hija de esta, según determinó el jurado popular que juzgó su caso el pasado mes de febrero. El individuo asfixió a la mujer "de un modo sorpresivo y sin que pudiera defenderse" y, al oír ruidos, la hija fue a ver lo que sucedía y también fue asesinada, aunque no ha llegado a determinarse con exactitud el método empleado en su caso, si bien se considera probable que fuera también por asfixia.

El sujeto mantenía una «complicada y convulsa» relación sentimental «análoga a la del matrimonio con A.P.S. entre 20123 y 2014» y, finalmente, el 29 de junio de 2014, consumó los asesinatos, según recoge la exposición de motivos efectuada tras la celebración de la vista oral. Después de cometer los asesinatos, R.A.R. trasladó los dos cadáveres a San Vicente de la Cabeza (Zamora) y los arrojó a un pozo, en el que fueron hallados cinco meses después.

El condenado cumplirá, según determina el artículo 76 del Código Penal, el período máximo efectivo de 25 años de prisión, aunque el Ministerio Público pedía una condena de 38 años. Contra esa resolución cabe un recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Igualmente, el condenato tendrá que indemnizar a los familiares de sus víctimas con un total de 105.000 euro aunque el jurado popular le absolvió del delito de maltrato habitual del que también fue acusado.