Los consejeros de Sanidad y Educación de Castilla y León firmaron ayer la nueva orden
Los consejeros de Sanidad y Educación de Castilla y León firmaron ayer la nueva orden - F. HERAS

Los colegios con niños con necesidades médicas tendrán personal sanitario

La iniciativa se pondrá en marcha el próximo curso tras conocer las requisitos de los centros

ValladolidActualizado:

La Consejería de Educación, con el apoyo de Sanidad, contratará personal sanitario que atienda a los alumnos con necesidades médicas o sociosanitarias en todos los centros escolares en los que sea preciso. Así lo confirmaron ayer el titular de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, y el consejero de Educación, Fernando Rey, quienes aseveraron que la orden, que se publicará en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) en los próximos días, se pondrá en marcha a partir del próximo curso en los colegios de Castilla y León. Una iniciativa para la que, según Rey, habrá «tantos profesionales como se necesiten cada año y para actuaciones concretas».

Teniendo como tercera pata de la estrategia a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, las tres han coordinado el proyecto destinado a garantizar la «equidad e inclusión educativa» a los estudiantes con mayores dificultades, ya sean de tipo social o de salud, y que está inspirado en un «modelo similar» al que se aplica en la Comunidad de Madrid. Asimismo, el titular de Educación aclaró que el cargo de la contratación del personal sanitario correrá a cargo de su consejería y serán trabajadores «nuevos, no de la actual plantilla de Atención Primaria ahora en activo».

El personal sanitario contratado, en una gran parte de los casos «tendrá que compaginar parte de su jornada laboral en el centro de salud en el que se le contrate, además del colegio»

Además, según explicó Rey, el personal sanitario contratado, en una gran parte de los casos «tendrá que compaginar parte de su jornada laboral en el centro de salud en el que se le contrate, además del colegio» aseguró, añadiendo que, en función de donde sea necesario, llevarán a término una «labor de itinerancia».

Un registro

La atención de niños con necesidades sanitarias en los centros educativos tiene como primer paso la creación de un registro de los escolares con este tipo de dolencias (especificando su patología de salud) y los colegios a los que pertenecen, una información recogida en el momento de la matriculación procedente de las familias, quien lo debe comunicar. Tras el estudio de la documentación, la Gerencia Regional de Salud «propondrá la asistencia sanitaria» a cada una de las escuelas para que finalmente sea Educación quien otorgue el número y el tiempo de los profesionales sanitarios asignados. «Hemos adaptado el sistema de actuación a las necesidades y no al revés», aseguró ayer Sáez durante la presentación de la nueva orden en Valladolid.

Respecto a posibles urgencias que se puedan dar en los centros escolares, Sáez aseguró que se actuará para explicar en los colegios «la actitud y el comportamiento» de los profesores a la hora de exponer, cuando llamen a un centro coordinador de emergencias, qué se precisa y qué puede hacerse antes de la llegada de personal sanitario. Además, se trata de «dar respuesta», con el consentimiento de los padres, a la administración de medicamentos en horario escolar, mediante un protocolo, como cuando los niños «van a un campamento o pasan unos días con otros familiares». En cuanto a este punto, Rey quiso aclarar que será el personal sanitario «quien actúe en casos difíciles» en los que se necesite medicación, siempre con autorización paterna y, por supuesto, «no se va a sanitanizar al personal educativo para que tenga que asumir este tipo de funciones», explicó.

Hasta la elaboración de la orden, los centros escolares se guiaban por los principios de prudencia, atención y colaboración con las familias administrando medicamentos siempre que el núcleo familiar lo demandase. Ahora, según Rey, los centros dispondrán de una solicitud y permiso autorizado de los padres siempre que la administración del medicamento no exceda las condiciones ordinarias. Si esto fuera así, «se solicitará a los servicios sanitarios la colaboración correspondiente», aclaró.

Atención educativa domiciliaria hasta Bachillerato

En cuanto a la atención educativa hospitalaria, la nueva normativa mejora este aspecto, para lo que se han «reforzado las fortalezas en su funcionamiento». En lo relativo a este punto, el titular de Educación recordó que en las denominadas Aulas Hospitalarias, en las que actualmente 4.000 alumnos en los siete hospitales de la Comunidad reciben atención educativa «con buenos resultados», también se reforzará «con un profesorado formado y motivado, así como mejores recursos ligados a internet», aseveró.

Por último, también se introducen mejoras en la atención educativa domiciliaria, como su extensión hasta los cursos de bachillerato, y para todo el alumnado, independientemente de dónde esté escolarizado, en enseñanza pública, concertada o privada. En este caso, también se expone con claridad la relación entre los centros escolares y el docente de atención domiciliaria, así como las funciones de cada uno para que el alumno pueda ver atendido su derecho.