Cinco hombres y una mujer detenidos en las últimas horas

Actualizado:

Cinco hombres y una mujer fueron detenidos en las últimas horas en Castilla y León como presuntos culpables de un delito de malos tratos y reflejo de la crónica diaria, informa Ical. La Guardia Civil de Tudela de Duero detuvo a una mujer, con iniciales T.P.P. y de 44 años de edad, después de que su esposo denunciara que le intentó agredir con un cuchillo y que le había lesionado en un ojo y en la nariz con un bolígrafo, por lo que fue atendido en el centro de salud de la localidad. El segundo caso se produjo en la capital vallisoletana, donde la Policía detuvo a un hombre, T.R.R. de 55 años de edad, como presunto autor de una violación y de un delito de malos tratos. Los hechos se remontan a primeros de mes, cuando la víctima conoció al detenido en una sala de fiestas. Durante los días posteriores mantuvieron varios encuentros con un «trato cordial» aunque, según pasaban los días, el detenido obligó a la mujer mediante la fuerza física y amenazas a mantener relaciones sexuales. Ante los reproches de la mujer, el hombre reaccionaba de forma violenta y agresiva. Tras presentar una denuncia el pasado sábado, la Policía detuvo al individuo, que en el momento de la declaración intentó autolesionarse golpeándose la cabeza contra la puerta y el resto del mobiliario de la dependencia policial, por lo que tuvo que ser reducido por los efectivos de la Policía. T.R.R. tiene numerosos antecedentes policiales, ya que ha sido detenido en 27 ocasiones por diferentes hechos delictivos, dos de ellos relacionados con las agresiones sexuales.

El último caso tuvo lugar en Nava del Rey (Valladolid), donde la Guardia Civil detuvo a un hombre, L. F. M., de 49 años de edad y vecino de Rueda, como presunto autor de un delito de quebrantamiento de una orden de alejamiento y por amenazar de muerte a su esposa. Los hechos ocurrieron la noche del lunes, cuando una persona alertó al 062 de que el detenido se encontraba a menos de 200 metros de su esposa y la había amenazado de muerte en vía pública. Además, en la localidad abulense de Candeleda varios agentes de la Guardia Civil detuvieron a un hombre de 33 años acusado de un presunto delito de malos tratos a su esposa y cinco hijos, con edades comprendidas entre los diez meses y los once años. La mujer aseguró que, además de pegar a los menores, amenazarlos e insultarlos, el hombre llegaba incluso a dejarlos sin comer. El imputado, F.C.C., fue denunciado ayer por primera vez por su esposa, tras once años de malos tratos a los cinco menores.

Por último, varios agentes de la Guardia Civil de los puestos de Villardeciervos y Corrales del Vino, en la provincia de Zamora, detuvieron a dos hombres como presuntos autores de sendos delitos de maltrato en el ámbito familiar.

El primero de ellos, cuyo nombre responde a las iniciales S. B. S., de 45 años de edad, fue detenido a raíz de la denuncia presentada por su hija en Villardeciervos en la madrugada del lunes después de haber «sufrido una agresión física por parte de su padre», sobre el que ya pesaba una orden de alejamiento. El otro presunto culpable, G. M. G., de 63 años, fue acusado por su compañera sentimental por agresiones.