Numerosas personas han acudido este domingo a despedir al obispo de Zamora, Gregorio Martínez
Numerosas personas han acudido este domingo a despedir al obispo de Zamora, Gregorio Martínez - ICAL

Cientos de personas velan al obispo de Zamora antes del «sencillo» funeral

Ricardo Blázquez preside este lunes la misa exequial en la Catedral

Zamora Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cientos de personas velan desde la mañana de este domingo al obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, fallecido el pasado viernes a los 72 años de edad, antes de que el lunes se celebre un «sencillo» funeral en la Catedral de Zamora.

Familiares, miembros del clero y representantes de diferentes cofradías de la ciudad han acudido ya a la capilla ardiente, que ha sido instalada a las once de la mañana en la iglesia de San Andrés del Seminario de San Atilano y que permanecerá abierta de forma ininterrumpida hasta las once de la noche. El Obispado ha decidido instalarla allí como homenaje «al cariño que el obispo siempre manifestó a la comunidad educativa del Seminario, al que consideraba el corazón de la Diócesis», informa Efe.

Minutos antes de las once de la mañana, una decena de zamoranos esperaba ya a las puertas de la céntrica iglesia para velar al que ha sido obispo de la Diócesis de Zamora durante los últimos doce años. José Francisco Matías, vicario general de la Diócesis hasta el fallecimiento del obispo y que actualmente es miembro del Consejo de Consultores del Obispado de Zamora, ha destacado que Gregorio Martínez Sacristán era «un hombre sencillo, entregado a su tarea, preocupado por la gente, servicial y sin ganas de protagonismo».

Además, ha asegurado que Martínez Sacristán estaba «muy centrado en lo que era su tarea ministerial de acogida, de escucha, de cercanía y de todo aquello que un obispo tiene que tener como padre y como pastor».

El delegado diocesano de Enseñanza, Juan Carlos López, ha subrayado el afán de Martínez Sacristán «por defender la asignatura de Religión y la libertad de enseñanza». En este sentido, ha explicado que el obispo de Zamora fue interlocutor de los dos últimos consejeros de Educación de la Junta de Castilla y León y que «siempre defendió con ahínco el derecho de las familias a poder ser atendidos en los centros públicos y concertados en esta dimensión de la educación religiosa».

La catedral de Zamora acogerá el lunes a las doce de la mañana la misa exequial, que será presidida por Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal y arzobispo de Valladolid. Según ha explicado José Francisco Matías, el deseo de Gregorio Martínez Sacristán era que su funeral fuera «una cosa sencilla, en la que participase toda la Diócesis y no solamente el clero». Antes de la misa en la Catedral, el cuerpo será portado a hombros en procesión desde la iglesia de San Ildefonso, donde se rezará un responso a las once y media de la mañana. Tras la celebración de la misa en la Seo zamorana, se procederá al enterramiento del obispo en el trascoro de la Catedral.