Alumnos de bachillerato en el aula
Alumnos de bachillerato en el aula - EFE

Castilla y León blinda la Filosofía

La asignatura volverá a ser obligatoria sólo para los alumnos de segundo de Bachillerato de Ciencias Sociales y Humanidades tras ser optativa con la entrada de la Lomce

ValladolidActualizado:

Bajó un escalón con la entrada en vigor de la Lomce y pasó a ser una asignatura optativa para los alumnos de segundo de Bachillerato. Pero muchos, especialmente los profesores dedicados a la materia, no se han resignado a ver como un contenido «fundamental» para la «formación humanista» de los alumnos como la Historia de la Filosofía pasaba a un segundo plano y, tras varios años de lucha, han conseguido que la Junta de Castilla y León dé marcha atrás y vuelva a blindar esta asignatura en segundo de Bachillerato Y lo hará, pero sólo en parte, porque pasará de nuevo a ser obligatoria dentro de dos cursos –en el 2019-2020–, pero sólo en las modalidades de Ciencias Sociales y Humanidades, tal y como se aprobó en el pasado Debate del estado de la Comunidad. Recupera así algo del estatus perdido, ya que antes de ser tan sólo una optativa era obligatoria para todos los alumnos en el curso previo a su paso a la universidad.

Encabezaron la batalla profesores de Secundaria y de la facultad de Salamanca, la única en la región destinada exclusivamente a la materia filosófica, y como aliado tuvieron al procurador de IU-Equo, José Sarrión, que es licenciado en Filosofía. Castilla y León era una de las comunidades que más «maltrataba la asignatura», asegura el parlamentario y así se lo hicieron saber los representantes de la facultad salmantina.

Y es que, pese a que algunas regiones decidieron mantener la materia como obligatoria para todos los estudiantes de segundo de Bachillerato o sólo para dos ramas –Ciencias Sociales y Humanidades–, Castilla y León decidió que fuera optativa.

Ahora, los estudiantes de la región deben elegir dos entre ocho asignaturas, lo que coloca a la Filosofía en peor situación que en otras autonomías y hace que el número de alumnos de la materia en algunos centros, que habían llegado al centenar, hayan pasado a ser una decena en los últimos años, según los datos recabados por el centro de Salamanca.

Pese a esta situación, el número de jóvenes que accede a la facultad salmantina se mantiene y se cubren las 55 plazas para el primer curso.

Este panorama, que cambiará dentro de dos cursos, genera dos problemas: puede cortar de raíz la vocación de los jóvenes interesados y los estudiantes que van a cursar las ramas de Humanidades en la universidad podían llegar a las aulas sin conocer las teorías de los principales filósofos, algo que no ocurre en otros países del entorno.

Así que en la reunión que mantuvo José Sarrión con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el consejero de Educación, Fernando Rey, «hubo acuerdo» a la primera. «Los dos vieron la magnitud del problema» y aunque a Sarrión le hubiese gustado que se restituyese la obligatoriedad para todos los bachilleratos, la decisión adoptada «ya es un paso», asegura.

La disposición de diálogo en este asunto es algo que aplaude también el decano de la Facultad de Filosofía de Salamanca, Antonio Notario. Que la asignatura vaya a ser de nuevo obligatoria también la hará ganar peso en la prueba de acceso a la universidad (EBAU), donde actualmente sólo se enfrentan a su examen aquellos estudiantes que querían subir nota.

Por tanto, la recuperación de parte del estatus es una «buena noticia», explica el decano, que defiende que, independientemente de lo que se vaya a estudiar en la universidad es «importante» cursar también Filosofía. Y lo es porque aporta claves y herramientas para enfrentarse «a los mismos problemas que se plantearon en su día los filósofos antiguos». Además, en un momento clave para los jóvenes, cuando empiezan a hacerse las preguntas más importantes de su vida, detalla el catedrático José Luis Fuertes.

Gramática intelectual

Pero no podrá ser para este curso, sino que todos los alumnos de segundo de Bachillerato de Ciencias Sociales y Humanidades deberán ver Historia de la Filosofía en el ciclo 2019-2020. Y es que, este trámite lleva su tiempo, explicó el propio consejero de Educación, Fernando Rey: «Requiere que se modifique el currículo y cambiar un decreto y no es un procedimiento inmediato».

Es «impensable» que los alumnos que cursan Bachillerato «no estudien esta asignatura y a filósofos como Platón o Aristóteles y otros históricos amigos», al haber creado a su juicio «la gramática intelectual en que se mueve la sociedad, que quizá está como está ya que no la ha recibido de forma suficiente», expresó Rey tras dar luz verde la medida, informa Ical.

Asimismo, el consejero señaló que, aunque no ocupará ya el mando de la Consejería de Educación tras las elecciones autonómicas de 2019, espera que en el futuro «ojalá» se dé también la obligatoriedad de estudiar Historia en el Bachillerato de Ciencias.

Un deseo que también tienen los profesores de Secundaria. «La Historia de la Filosofía no es sólo patrimonio de las humanidades», subraya uno de esos docentes, Ángel Torijano. Si se mantiene esta materia como optativa «se está privando a los estudiantes de una formación que necesitan todos». «Un futuro médico también necesita estos conocimientos», asegura. Por lo tanto, considera la medida adoptada «buena, pero insuficiente».