Estudiantes de Secundaria y Bachillerato secundaron ayer una huelga en defensa de una prueba única de la EBAU
Estudiantes de Secundaria y Bachillerato secundaron ayer una huelga en defensa de una prueba única de la EBAU - EFE

Castilla y León adecúa la EBAU a comunidades con inferior nivel

La Junta reclama la prueba «única», pero defiende «ayudar» a los estudiantes

ValladolidActualizado:

La reclamación y apuesta de la Junta de Castilla y León es y será que la prueba de acceso a la universidad -la EBAU, antes conocida como Selectividad- sea «única» en todo el territorio nacional, de modo que la diferencia en el nivel de exigencia en el examen no suponga un obstáculo a la hora de elegir carrera, teniendo en cuenta que en España existe el distrito único. Pero por el momento esa petición y anhelo compartido por el Gobierno autonómico, los estudiantes y las familias no se ha cumplido.

Así que desde Castilla y León se mueve ficha bajo la premisa de «ayudar a los estudiantes sin rebajar el nivel de exigencia en su formación, pero sí facilitándoles la posibilidad de adecuar el nivel de la EBAU», según aseguró ayer la portavoz, Milagros Marcos. En definitiva, aunque no lo dijo expresamente, que durante el curso el temario y exámenes mantengan la misma cota, pero en la prueba de acceso a la universidad se adecué a lo que hacen otras comunidades con inferior nivel.

Ya lo había reconocido el día anterior el consejero de Educación, Fernando Rey, quien advirtió de que no se puede bajar el nivel de exigencia, ya que «desplomaría» los resultados en Bachillerato, aunque de cara a la EBAU, los profesores de instituto y universidad que elaboran los ejercicios «han modulado, matizado, rebajado y equilibrado la prueba», de modo que «no es un examen insuperable». «Yo no puedo como consejero poner o quitar temas», dejó claro. Ya el año pasado se redujo el número de estándares de Selectividad en Historia, sin que supusiera menor temario durante el curso. Lengua y Literatura, Inglés, Historia del Arte y Fundamentos del Arte son las materias a las que afectaría ese retoque de cara la prueba de junio.

Eso sí, tanto Fernando Rey como ayer la portavoz incidieron que en «no queremos rebajar el nivel de exigencia», pero «tampoco queremos que nuestros estudiantes», por «estar precisamente más preparados y tener mayor nivel de exigencia», se vean «perjudicados».

«Lo razonable»

De ahí su insistencia en reclamar que se imponga una EBAU «única», pero sin que suponga que para ello se rebaje la exigencia. «Para nada el objetivo de Castilla y León» es que de cara a esa equiparación de los exámenes impere el nivel inferior. Pero, insistió, sí una prueba común, algo que consideró como «lo razonable» si se tiene además en cuenta que el distrito de acceso a la universidad es «único» en España y la nota de corte para entrar en una carrera no varía en función de la procedencia y lugar donde el alumno haya realizado la antes conocida como Selectividad.

Además, Marcos criticó que en este momento el PSOE se «niegue» a «avanzar» hacia la prueba única para toda España. Algo que, aseguró, esta haciendo que «nuestros estudiantes se vean perjudicados». En este punto, la portavoz del Gobierno regional llamó a los socialistas de la Comunidad a que muestren su «apoyo» a esta reclamación y que «defienda» a los alumnos como lo está haciendo la Junta de Castilla y León. «Si no, tendrán que dar explicaciones», advirtió.