Cáritas ha atendido a cerca de 100.000 personas en Castilla y León durante 2018
Cáritas ha atendido a cerca de 100.000 personas en Castilla y León durante 2018 - ICAL

Cáritas detecta que la probreza se mantiene en toda Castilla y León

Ha atendido a cerca de 100.000 personas en la Comunidad durante 2018

ZamoraActualizado:

Más de cien mil personas de Castilla y León se han beneficiado de los servicios asistenciales y sociales de Cáritas Diocesana en el último año. La organización de carácter social dependiente de la Iglesia católica presta su apoyo tanto a través de ayudas directas para combatir la pobreza como mediante programas de inserción de personas en riesgo de exclusión, iniciativas formativas y de empleo, apoyo a niños, servicios residenciales para personas mayores, rehabilitación de drogodependientes o alojamiento y manutención para transeúntes e indomiciliados.

Esa labor para dar una oportunidad a quienes atraviesan malos momentos ha llegado a un número de personas en 2018 similar al de 2017, según ha apuntado el presidente de Cáritas en la región, Antonio Jesús Martín de Lera. El responsable autonómico de la organización social diocesana ha indicado que las cifras, que superan los cien mil atendidos en Castilla y León, se sitúan «más o menos» en parámetros similares a las del ejercicio anterior y únicamente «están un pelín mejor» las de Valladolid y Burgos.

A los datos de pobreza y exclusión social se suma además en las diócesis de La Raya fronteriza con Portugal otro problema social como es el del envejecimiento y la despoblación. Diócesis como las de Astorga, Zamora, Salamanca y Ciudad Rodrigo, están «muy afectadas» por el desierto demográfico y la alta media de edad en la zona de La Raya, hasta el punto de que la situación es «alarmante» y supone “«n problema común» que deben afrontar esas zonas, según ha explicado Martín de Lera.

Otra cuestión sobre la que ha puesto el acento Cáritas en la presentación de la cuestación especial con motivo de su campaña de Navidad que en Zamora tendrá lugar el domingo 6 de enero es la pobreza que sufren las personas que aún teniendo un empleo su trabajo es el precario y aún así requieren de Cáritas ayudas para el alquiler de la vivienda, para pagar los recibos de la luz o el gas o productos alimenticios y de higiene.